FuturCrop

Software de control de plagas

Blog

“La primera ley de la Ecología es que todo está relacionado con todo lo demás.” 

Barry Commoner

Blog

Cómo controlar la Psila del peral

Software de control de plagas

Alertas automáticos. Modelos predictivos. Calendario del Ciclo de vida de las plagas. Integración con estaciones mteorológicas. Cálculo de la fecha de tratamiento óptimo. Registro de capturas y monitoreos.

programa de control de plagas

Software de control de plagas

Alertas automáticos. Modelos predictivos. Calendario del Ciclo de vida de las plagas. Integración con estaciones mteorológicas. Cálculo de la fecha de tratamiento óptimo. Registro de capturas y monitoreos.

psila del peral

Introducción

Cacopsylla piri, también conocida como psila del peral, es una especie de insecto de la familia Psyllidae. La Cacopsylla piri se alimenta de la savia de los perales, lo que puede debilitar los árboles y reducir la producción de fruta. Esto puede resultar en pérdidas económicas significativas para los productores de peras.

Una de las características distintivas de la psila del peral es que produce una sustancia pegajosa llamada melaza, que es excretada como resultado de su alimentación. Esta melaza puede atraer a hormigas y otras plagas, como hongos que pueden causar enfermedades en los árboles. La psila del peral también puede transmitir enfermedades a los árboles, lo que agrava aún más su impacto.

Daños en los árboles

Son importantes 3 momentos del ciclo del peral para realizar inspecciones en los árboles:

Durante la prefloración es necesario hacer un seguimiento de la proporción de machos y hembras, y de la madurez de éstas a partir de las capturas realizadas, así como un control  de las puestas de huevos.

Durante el período de post-floración es conveniente realizar una inspección visual de los corimbos (antes del cuajado) o de los brotes (después de cuajado).

También el período entre la aparición de la yema roja hasta la coloración del fruto es un momento de especial vigilancia.

Los daños causados por la Psila del peral son fácilmente reconocibles:

  • Dañosdirectos
    • Asociados a las picaduras que realizan las ninfas y adultos para succionar la savia, provocando debilitamiento de la planta, la reducción del crecimiento de las partes vegetativas, o malformaciones
    • La excreción de una melaza pegajosa sobre los órganos atacados, que da lugar a manchas y necrosis, reducen la inducción floral, dificulta la fotosíntesis y provoca la depreciación de los frutos para el mercado.
  • Daños indirectos, en tanto que los adultos de la Cacopsylla piri son insectos vectores de la transmisión del fitoplasma asociado al decaimiento del peral, células procariotas (no virus), parásitos del floema de las plantas. El fitoplasma lo adquiere la psylla al alimentarse de una planta infectada, y lo transmite a una planta sana mediante la saliva, al alimentarse del floema. El fitoplasma se reproduce en el cuerpo del insecto, por tanto el insecto infectado lleva el patógeno durante toda su vida.

Estrategias de control

De manera habitual se realiza un control químico con insecticidas de amplio espectro. Pero la capacidad de supervivencia de la plaga y de desarrollo de resistencia a los insecticidas demostraron su poca eficiencia con el paso del tiempo. Para controlar la Psila del peral es necesario realizar un manejo integrado de la plaga que incluya el control biológico, especialmente el conservativo.

Control químico

El problema que plantea la Psila del peral es su presencia constante en los cultivos, pues hiberna como adulto y, a partir de los 10ºC, se activa y comienza la fase de apareamiento y puesta de huevos. Por ese motivo, los agricultores que realizan exclusivamente control químico aplican tratamientos básicamente durante todo el año, incrementándolos a partir del cuajado del fruto.

El tratamiento químico generalizado para controlar la Psila del peral consiste en un mínimo de momentos de aplicaciones:

  • Fase de tratamiento que se realiza con la caída de la hoja, dirigido a los adultos de invierno, utilizando piretroides, pesticidas no selectivos y por consiguiente dañinos contra la fauna auxiliar beneficiosa de la plaga.
  • Segundo tratamientos, al final del invierno, igualmente utilizando piretroides de amplio espectro, con el fin de eliminar las hembras, que están a punto de realizar las primeras puestas.
  • Última fase de tratamientos, realizados durante la primavera y el verano, dirigido a eliminar los huevos y ninfas de la segunda generación, por los daños que causan en brotes y frutos.

Hasta la segunda mitad del siglo XX, la Psila del peral (Cacopsylla pyri) era considerada una plaga secundaria. El problema dela Psila del peral aumentó como consecuencia del uso intensivo de pesticidas y ciertas técnicas de la agricultura intensiva. Muchas de las materias activas que se utilizaban hace 10 o 15 años, están actualmente prohibidas (por ejemplo, hexaflumuron -prohibido en 2004-, y triflumuron -en 2009)

Sin embargo, cuanto más insecticidas químicos no selectivos se utilicen para controlar esta plaga, con mayor facilidad desarrollará resistencia a los mismos y menos enemigos naturales (depredadores y parasitoides) la controlarán naturalmente.

La repetición de tratamientos de amplio espectro eliminan las poblaciones de Anthocaris sp., Chrysoperla carnea, Orius, que de manera natural mantenían el control de la Psila.

Control biológico

El control biológico dse basa en la introducción o promoción de enemigos naturales para reducir las poblaciones de las plagas.

Se pueden introducir o fomentar poblaciones de avispas parasitoides que se alimentan de las psilas o de sus huevos. Especies como Aphidius colemani y Aphidius matricariae son conocidas por atacar a las psilas y ayudar a mantener sus poblaciones bajo control.

Especies de arañas, como las de la familia Thomisidae y Araneidae, se alimentan de pequeños insectos, incluidas las psilas. Promover la presencia de estas arañas en los huertos puede ayudar a controlar las poblaciones de psilas.

Algunos insectos depredadores, como las mariquitas y los crisópidos, son conocidos por alimentarse de pulgones y otros insectos chupadores de savia, incluidas las psilas. Estos insectos pueden ser atraídos a los huertos mediante la siembra de plantas que proporcionen néctar y refugio.

Hongos como Beauveria bassiana y Metarhizium anisopliae son patógenos de insectos y pueden ser utilizados como agentes de control biológico contra las psilas. Estos hongos infectan y matan a las psilas sin dañar a otros organismos no objetivo.

Bacterias Entomopatógenas: Ciertas bacterias como Bacillus thuringiensis pueden ser efectivas contra las psilas cuando se aplican como formulaciones comerciales. Estas bacterias producen toxinas que son letales para las psilas pero no dañinas para otros organismos.

software de control de plagas agrícolas

Una agricultura más inteligente y eficiente

El cálculo del momento óptimo para aplicar insecticidas puede reducir más del 40% el número de tratamientos.

FuturCrop es un software que utiliza Inteligencia Artificial y criterios fenológicos para calcular el momento más eficiente para el tratamiento, tomando en cuenta las características específicas del cultivo y su ubicación.

El ciclo biológico de la Psyla del peral

El aspecto fundamental para el éxito del control de la Psila del peral es el conocimiento detallado de su ciclo de vida.

Las primeras formas de adulto hibernante aparecen en septiembre, refugiándose individualmente o en pequeños grupos, generalmente en la corteza del árbol, Cuando aumentan las temperaturas, los primeros adultos comienzan su actividad, alcanzando las hojas apicales, donde punzan los brotes con sus estiletes, succionan la savia y excretan melaza. En el mes de enero las hembras alcanzan su madurez, pueden aparearse y poner huevos.

Pero la temperatura, que no es una constante en la Naturaleza, determina el momento en que se inician esos procesos, y su duración. La temperatura real del campo es la base del cálculo que realiza los modelos fenológicos para determinar las fechas de las fases de desarrollo de la plaga, para conseguir así que los tratamientos se limiten a su eficiencia.

El desarrollo de la psylla del peral pasa por cinco estados de ninfa que se alimentan de la savia de la planta, y que son los principales causantes de la melaza sobre las hojas y ramas. 

Las ninfas de la primera generación penetran en las yemas y allí se refugian de los tratamientos. En las demás generaciones se encuentran entre los brotes de crecimiento y en las axilas de las hojas.

Fenología de las plagas

Como todos los insectos, su desarrollo biológico está directamente relacionado con las condiciones meteorológicas. Por ejemplo, con una temperatura de unos 10º C la Psyla necesita alrededor de 100 días para completar su ciclo de vida (de huevos a adultos); en cambio, con una temperatura media de 23º C su desarrollo completo sucede en apenas un mes. Con temperaturas superiores su ciclo de vida puede reducirse a una semana.

Por tanto no es posible determinar el momento adecuado de los tratamientos por las estaciones meteorológicas los días de calendario. Porque el desarrollo del ciclo biológico puede variar tanto que los tratamientos pueden ser totalmente ineficientes, se dañe innecesariamente el medio ambiente, se incorporen residuos químicos a los frutos y se realice un gasto innecesario.

calendario psyla peral
Calendario de la pera, Mollerusa 2022

FuturCrop es una plataforma tecnológica innovadora que optimiza la gestión de plagas mediante el análisis predictivo y la toma de decisiones basadas en datos.

En el calendario de eventos biológicos de la plaga que calcula FuturCrop (Figura I) -en este caso para el cultivo del peral en un campo específico de Cataluña-, podemos observar cómo se acorta el ciclo de vida de la psylla del peral en los meses de Junio-Agosto. De hecho, los agricultores, aunque desconocen las fechas concretas, saben que se acorta el ciclo de la plaga e incrementan la frecuencia de los tratamientos químicos, hasta realizar pulverizaciones semanales, con la esperanza de que algún tratamiento contra huevos y ninfas acabe teniendo efecto. En este sentido, conocer con precisión, incluso predecir, los momentos de desarrollo del ciclo biológico incrementa en un 80% la eficiencia del tratamiento.

En general, la actividad como adulto de la Psila del peral en España se inicia en enero y prácticamente acaba en octubre, y que el número de generaciones que realiza está entre 6 y 9 durante un ciclo vegetativo del peral. Pero estas generalidades pueden cambiar, dependiendo de las condiciones climatológicas variables, como se puede observar en la integral térmica que calcula FuturCrop.

integral ciclo de vida psila
Integral térmica/ciclo de vida de la Psila del peral, para cultivo de peras en Mollerusa 2022

FuturCrop es una plataforma tecnológica diseñada para la gestión integral de cultivos agrícolas. Se utiliza para optimizar la producción agrícola mediante el seguimiento y la predicción del desarrollo de plagas, las condiciones climáticas, y otros factores relevantes para la agricultura. Esta plataforma combina datos meteorológicos, modelos predictivos, y herramientas de análisis para ofrecer recomendaciones y soluciones adaptadas a las necesidades específicas de cada cultivo y productor agrícola.

Más información

REDUCE EL USO DE PRODUCTOS PESTICIDAS UTILIZÁNDOLOS SÓLO CUANDO SON MÁS EFICIENTES.

AHORRA HASTA UN 40%.

futur
crop

control
de plagas

Más información

Psila del peral, plaga antigua ¿problema nuevo?, Rev. INIA – 2014 Noviembre

Scroll to Top