FuturCrop

Software de control de plagas

Blog

«La primera ley de la Ecología es que todo está relacionado con todo lo demás.» 

Barry Commoner

Blog

Las plagas más dañinas de los cultivos

Software de control de plagas

Alertas automáticos. Modelos predictivos. Calendario del Ciclo de vida de las plagas. Integración con estaciones mteorológicas. Cálculo de la fecha de tratamiento óptimo. Registro de capturas y monitoreos.

programa de control de plagas

Software de control de plagas

Alertas automáticos. Modelos predictivos. Calendario del Ciclo de vida de las plagas. Integración con estaciones mteorológicas. Cálculo de la fecha de tratamiento óptimo. Registro de capturas y monitoreos.

Las plagas más dañinas de los cultivos - FuturCrop
las plagas más dañinas

Introducción

Las plagas más dañinas para los cultivos, forestales y ornamentales son aquellas que transmiten enfermedades. Estas plagas actúan como vectores para la propagación de patógenos, incluyendo virus, bacterias, hongos y fitoplasmas, que pueden causar enfermedades devastadoras en las plantas cultivadas. Algunos de los principales impactos del daño causado por estas plagas incluyen:

  • Disminución del rendimiento: Las enfermedades transmitidas por plagas pueden reducir drásticamente el rendimiento de los cultivos afectados. Esto se debe a que los patógenos debilitan la planta huésped, afectando su crecimiento, desarrollo y capacidad para producir frutos o cosechas de calidad.
  • Deformaciones y malformaciones: Las plagas que transmiten enfermedades pueden causar deformaciones en las hojas, tallos, flores y frutos de las plantas. Estos síntomas pueden incluir manchas, necrosis, enanismo, deformaciones foliares, engrosamiento de tejidos y malformaciones de los frutos, lo que afecta negativamente su comercialización y valor económico.
  • Reducción de la calidad: Las enfermedades transmitidas por plagas pueden afectar la calidad de los productos agrícolas al causar cambios en el sabor, textura, color y valor nutricional de los cultivos. Esto puede resultar en la pérdida de mercado y la disminución de los precios de venta para los agricultores.
  • Mayor susceptibilidad a otras enfermedades y estrés ambiental: Las plantas infectadas por enfermedades transmitidas por plagas pueden volverse más susceptibles a otros patógenos y condiciones ambientales adversas, como sequías, heladas o estrés hídrico. Esto puede exacerbar aún más el daño y reducir la capacidad de recuperación de los cultivos afectados.
  • Impacto económico y pérdidas financieras: El daño causado por las plagas que transmiten enfermedades puede resultar en pérdidas económicas significativas para los agricultores, debido a la reducción del rendimiento y la calidad de los cultivos, los costos adicionales asociados con el control de plagas y enfermedades, y la posible pérdida de mercados y oportunidades comerciales.

Gravedad de las enfermedades víricas

Las enfermedades víricas son ampliamente reconocidas como algunas de las más graves y difíciles de manejar en la agricultura. Esto se debe a varias razones:

  • Alta capacidad de transmisión: Los virus pueden transmitirse rápidamente de una planta a otra a través de diversos medios, como insectos vectores, contacto directo entre plantas, semillas infectadas, herramientas agrícolas contaminadas, entre otros. Esta capacidad de transmisión rápida y eficiente facilita la propagación de enfermedades virales en los cultivos.
  • Amplia gama de hospederos: Muchos virus tienen una amplia gama de hospederos, lo que significa que pueden infectar y causar enfermedades en múltiples especies de plantas. Esto aumenta la posibilidad de que los virus se propaguen y establezcan en áreas agrícolas donde se cultivan diferentes cultivos, lo que agrava el problema y dificulta su control.
  • Síntomas devastadores: Las enfermedades virales pueden causar una amplia variedad de síntomas en las plantas, que van desde manchas foliares, deformaciones, necrosis, hasta reducción del crecimiento y la producción de frutos. Estos síntomas pueden ser graves y rápidamente destructivos, lo que resulta en pérdidas significativas de rendimiento y calidad de los cultivos.
  • Escasez de opciones de control: A diferencia de las enfermedades bacterianas o fúngicas, muchas enfermedades virales no tienen tratamientos curativos efectivos. El control de enfermedades virales generalmente se centra en medidas preventivas, como la utilización de semillas libres de virus, el control de insectos vectores y prácticas culturales para reducir la propagación y el establecimiento de enfermedades virales en los cultivos.

Virus transmitidos por trips

Los Trips pueden ser vectores de algunos virus que afectan a las plantas. Estos virus pueden causar enfermedades en los cultivos, lo que puede afectar la producción agrícola.

Algunos de los virus que pueden ser transmitidos por trips y afectar a las plantas incluyen:

  • Tospovirus
    • Los tospovirus son virus de ARN de cadena sencilla que pueden causar enfermedades graves en una amplia variedad de plantas, incluyendo tomate, pimiento, calabacín y tabaco.
    • Los trips pueden transmitir estos virus mientras se alimentan de las plantas infectadas, lo que lleva a la propagación de la enfermedad.
  • Orthotospovirus
    • Son un género de virus tospovirus. Estos virus pueden causar enfermedades en una amplia variedad de cultivos, incluyendo cítricos, frijoles, maní y muchas otras plantas.

Virus del bronceado del tomate, Marchitez manchada del tomate (TSWV)

El Virus del Bronceado del Tomate (TSWV, por sus siglas en inglés Tomato Spotted Wilt Virus) es un virus de la familia Bunyaviridae y es transmitido principalmente por trips, especialmente el trips occidental de las flores (Frankliniella occidentalis). Este virus afecta a una amplia variedad de plantas, incluyendo tomates, pimientos, berenjenas y diversas plantas ornamentales.

El TSWV causa una enfermedad conocida como bronceado del tomate, que se manifiesta en las plantas como manchas necróticas en las hojas, deformación de los frutos y marchitez. La enfermedad puede ser devastadora para los cultivos de tomate y puede reducir significativamente el rendimiento y la calidad de los frutos.

Dado que los trips son los principales vectores de transmisión del TSWV, el control de su población es crucial. Esto puede incluir el uso de insecticidas específicos para trips, así como la implementación de prácticas culturales que reduzcan su presencia, como la eliminación de malezas y la destrucción de cultivos infectados.

Virus de la mancha necrótica del impatiens (INSV)

El Virus de la Mancha Necrótica del Impatiens (INSV, por sus siglas en inglés Impatiens Necrotic Spot Virus) es un virus que afecta a una amplia variedad de plantas ornamentales, incluyendo Impatiens, Petunias, Begonias y muchas otras especies. Este virus pertenece al género Tospovirus dentro de la familia Bunyaviridae.

El INSV es transmitido principalmente por trips, especialmente el trips occidental de las flores (Frankliniella occidentalis) y el trips oriental de las flores (Thrips palmi). Los trips actúan como vectores, propagando el virus mientras se alimentan de las plantas infectadas.

Virus de la Mancha Necrótica del Impatiens

Los síntomas del INSV pueden variar según la especie de planta afectada, pero comúnmente incluyen manchas necróticas en las hojas, deformación de los brotes y las flores, así como la reducción en el crecimiento y la floración de las plantas. La infección por INSV puede ser especialmente devastadora en cultivos de impatiens y otras plantas ornamentales, causando pérdidas significativas en la industria de la jardinería.

Cuando las larvas de trips se alimentan, ingieren partículas virales que se multiplican en su intestino, pero no transmiten el virus a otras plantas. Las partículas virales pasan a las glándulas salivares de forma que al alimentarse como adulto, inocula el virus en la planta hospedante. Controlar la enfermedad, entre otras medidas, implica un control eficiente del insecto vector. El problema principal es que el ciclo de vida de los trips varía mucho según las temperaturas: puede ser de 40 días a 15ºC de media o 10 días a 30ºC. Una vez adquirido el virus, y tras un periodo de latencia, puede transmitirlo los siguientes 24-43 días, según la especie.  

Un problema adicional es que Frankliniella occidentalis se caracteriza por desarrollar rápidamente resistencias a los insecticidas. Por ello es determinante alternar distintas sustancias y, sobre todo, aplicar el tratamiento en el momento de mayor efectividad. Y para ello es preciso conocer el estado de desarrollo biológico de la plaga. Por tanto, es muy importante disponer de un sistema de avisos y predicción que nos indique la incidencia de las primeras generaciones y sus fases ninfales.

Virus transmitidos por la mosca blanca

Las moscas blancas son insectos pequeños, de color blanco o amarillento, que pertenecen a la familia Aleyrodidae. Son consideradas plagas importantes en la agricultura debido a su capacidad para dañar una amplia variedad de cultivos. Algunas características clave de las moscas blancas incluyen:

Son transmisores del género Begomovirus, uno de los 7 géneros de la familia Geminivirus. La mosca blanca Bemisia tabaci es vector transmisor de más de un centenar de virus que afecta a solanáceas y cucurbitáceas, plaga con presencia en  casi todo el planeta Algunos de los virus que transmiten incluyen:

Virus de la necrosis apical del tomate (ToANV)

El virus de la marchitez del tomate, necrosis apical (ToANV), es transmitido por la especie Bemisia tabaci, aunque también por otras especies de mosca blanca, como Trialeurodes vaporariorum, Bemisia argentifolii o Trialeurodes abutilonea, El virus puede transmitirse también de manera mecánica. Afecta a la familia de las solanáceas.

El insecto requiere al menos de 24 horas para la adquisición y transmisión del virus, por lo que los insecticidas sistémicos, especialmente los aplicados en riegos presurizados, son los más eficaces. La transmisión de este virus mediante la mosca blanca es altamente eficiente, por lo que puede producirse incluso con poblaciones bajas de la plaga.

Virus de la cuchara o del rizado amarillo (TYLCV)

El Virus del Rizado Amarillo del Tomate (TYLCV, por sus siglas en inglés Tomato Yellow Leaf Curl Virus) es un virus que afecta principalmente a los tomates, pero también puede infectar a otras plantas de la familia Solanaceae, como los pimientos y las berenjenas. Pertenece al género Begomovirus en la familia Geminiviridae.

TYLCV es transmitido principalmente por la mosca blanca (Bemisia tabaci) y es uno de los virus más devastadores para los cultivos de tomate en muchas regiones del mundo, especialmente en áreas tropicales y subtropicales. La transmisión ocurre cuando las moscas blancas se alimentan de las plantas infectadas y luego se trasladan a plantas sanas, transmitiendo el virus.

El virus se transmite eficientemente por poblaciones de mosca blanca, más concretamente por Bemisia tabaci. La Bemisia puede adquirir el virus, como larva o como adulto, de una planta enferma, pero sólo los adultos son capaces de transmitirlo. El virus no se transmite a la descendencia, por lo que nuevos individuos tienen que adquirirlo para transmitirlo. Por lo tanto, para que haya expansión de la enfermedad, es imprescindible la presencia de plantas enfermas y el insecto vector. Un control eficiente de la plaga y la eliminación de las plantas enfermas pueden por tanto eliminar el problema.

Los síntomas típicos del TYLCV incluyen el rizado hacia arriba de las hojas, el amarillamiento del follaje y la formación de pequeñas hojas y frutos deformes. Estos síntomas pueden variar dependiendo de la variedad de tomate y las condiciones ambientales, pero generalmente conducen a una disminución en el rendimiento y la calidad de los frutos.

Virus de Atrofia Clorótica de la Sandía (WmCSV)

El Virus de Atrofia Clorótica de la Sandía (WmCSV, por sus siglas en inglés Watermelon Chlorotic Stunt Virus) es un virus que afecta a los cultivos de sandía y otros cultivos de la familia de las cucurbitáceas. Este virus pertenece al género Crinivirus en la familia Closteroviridae.

El WmCSV se transmite principalmente a través de insectos vectores, como los áfidos y los trips, que se alimentan de las plantas infectadas y luego transmiten el virus a plantas sanas. También puede transmitirse mediante la propagación vegetativa, como el injerto de plantas infectadas a plantas sanas.

El insecto adulto adquiere el virus de la planta infectada, y puede transmitir el virus al cabo de unas horas. Los síntomas en la planta pueden desarrollarse a partir del quinto día de transmisión del virus. Los síntomas de la enfermedad en las curcubitáceas son más severos cuando las poablaciones de mosca blanca son grandes y la infección de los cultivos ocurre en los momentos iniciales. Los tratamientos con insecticida indiscriminados, incluso  preventivos, son suelen ser ineficientes.

Los síntomas del WmCSV pueden variar según la variedad de la planta y las condiciones ambientales, pero comúnmente incluyen clorosis (amarillamiento) de las hojas, reducción en el tamaño de las hojas y los frutos, deformación de los frutos y retraso en el crecimiento de las plantas. Estos síntomas pueden llevar a una disminución en el rendimiento y la calidad de los frutos, lo que resulta en pérdidas económicas significativas para los agricultores.

Virus de las venas amarillas del pepino (CVYV), Virus del amarilleo, Virus del enanismo de las curcubitáceas (CYSdV) 

CYSdV

Estos virus atacan a todos los cultivos de cucurbitáceas y los adultos de Bemisia tabaci son su vector de transmisión, si bien con un bajo nivel de eficiencia en la transmisión. En el caso del CVYV, el insecto necesita al menos 15 minutos de alimentación de la planta para inocular el virus, y 30 minutos para adquirirlo. Tras un periodo de latencia de 75 minutos, el insecto retiene el virus durante 6 horas.

El primer virus se puede asociar al segundo, en una sinergia que potencia el efecto de ambos.

Virus transmitidos por pulgones

Virus del mosaico del pepino (CMV)

El Virus del Mosaico del Pepino (CMV, por sus siglas en inglés Cucumber Mosaic Virus), cuando fue inicialmente descrito, se atribuyó como enfermedad del pepino dulce. Sin embargo, experimentalmente es un virus capaz de afectar a 30 cultivos de solanáceas. Afecta a una amplia variedad de plantas, incluyendo pepinos, tomates, pimientos, calabazas, melones y muchas otras especies vegetales. Es uno de los virus más comunes y ampliamente distribuidos que afectan a los cultivos en todo el mundo. Es una enfermedad de gran importancia económica pues puede afectar al 30-50% de la producción. al género Cucumovirus en la familia Bromoviridae.

El CMV se transmite principalmente por contacto directo con la savia de plantas infectadas, así como por insectos vectores como áfidos, trips y mosquitos blancos. La especie más eficaz de transmisión es Myzus persicae. También puede ser transmitido por semillas infectadas.

Los síntomas del CMV pueden variar según la planta huésped y las condiciones ambientales, pero comúnmente incluyen:

  • Mosaico en las hojas
  • Patrones de manchas claras y oscuras en las hojas, que pueden variar en intensidad dependiendo de la variedad de la planta.
  • Necrosis
  • Muerte del tejido foliar, que puede aparecer como manchas necróticas en las hojas.
  • Deformación de las hojas y los frutos
  • Las hojas pueden volverse distorsionadas, enrolladas o con bordes rizados, y los frutos pueden presentar deformaciones y manchas.
  • Detención del crecimiento y reducción del rendimiento
  • La infección por CMV puede afectar negativamente el crecimiento de la planta y reducir la calidad y la cantidad de la cosecha.

Para controlar la enfermedad es necesario controlar los vectores de transmisión, eliminar los hospederos silvestres y evitar el contacto de las plantas enfermas con las plantas sanas.

Virus de la Mancha anular de la Papaya (PRSV)

El Virus de la Mancha Anular de la Papaya (PRSV, por sus siglas en inglés Papaya Ringspot Virus) es un patógeno viral que afecta a la papaya, causando graves pérdidas económicas en las regiones donde se cultiva este fruto tropical. Pertenece al género Potyvirus en la familia Potyviridae.

PRSV se transmite principalmente por áfidos vectores, que se alimentan de las plantas infectadas y luego propagan el virus a nuevas plantas. Se transmite por más de 20 especies de pulgones, como Myzus persicae, Aphis fabae, Aphis gossypii, Toxoptera citricidus. También puede transmitirse mediante el uso de herramientas agrícolas contaminadas, injertos y semillas infectadas.

Los síntomas del PRSV pueden variar, pero comúnmente incluyen:

  • Manchas anulares en las hojas
  • Manchas de forma anular (forma de anillos) de color verde claro a amarillo en las hojas.
  • Deformación y enanismo de las hojas
  • Las hojas pueden volverse distorsionadas, con bordes rizados y reducción en su tamaño.
  • Malformaciones en los frutos
  • Los frutos infectados pueden mostrar deformaciones, manchas y decoloraciones, lo que reduce su calidad y valor comercial.
  • Detención del crecimiento
  • La infección por PRSV puede afectar el crecimiento de las plantas, reduciendo su vigor y provocando una disminución en el rendimiento.

Virus del mosaico de la sandía (WMV-2)

El Virus del Mosaico de la Sandía (WMV, por sus siglas en inglés Watermelon Mosaic Virus) es un virus que afecta a la sandía y otras plantas de la familia de las cucurbitáceas. Existen diferentes cepas o tipos de este virus, y WMV-2 se refiere a una de estas cepas específicas. Pertenece al género Potyvirus en la familia Potyviridae.

El WMV se transmite principalmente por más de 38 especies de áfidos vectores, que se alimentan de las plantas infectadas y luego transmiten el virus a plantas sanas. También puede transmitirse mediante la propagación vegetativa, como el injerto de plantas infectadas a plantas sanas.

Los síntomas del Virus del Mosaico de la Sandía pueden variar dependiendo de la variedad de la planta y las condiciones ambientales, pero comúnmente incluyen:

  • Mosaico en las hojas
  • Patrones de manchas claras y oscuras en las hojas, que pueden variar en intensidad dependiendo de la variedad de la planta.
  • Deformación de las hojas y los frutos
  • Las hojas pueden volverse distorsionadas, enrolladas o con bordes rizados, y los frutos pueden presentar deformaciones y manchas.
  • Detención del crecimiento y reducción del rendimiento
  • La infección por WMV puede afectar negativamente el crecimiento de la planta y reducir la calidad y la cantidad de la cosecha.

Virus Y de la patata (PVY)

El Virus Y de la Patata (PVY, por sus siglas en inglés Potato Virus Y) es uno de los virus más importantes y prevalentes que afecta a los cultivos de patata en todo el mundo. Pertenece al género Potyvirus en la familia Potyviridae.

El PVY se transmite principalmente por medio de la propagación vegetativa, como la siembra de tubérculos infectados. El virus Y de la patata tiene como hospedantes naturales a la mayoría de los miembros de la familia de las solanáceas. Es uno de los virus más importantes que causan enfermedades a las patatas. El virus puede transmitirse mecánicamente, por maquinaria o herramientas,  o por contacto. También el virus puede ser transmitido por al menos 35 especies de pulgones.

Es una enfermedad que causan importantes pérdidas de rendimiento, que pueden alcanzar al 80% en ciertos cultivos.

virus y de la patata

Los síntomas del PVY pueden variar dependiendo de la variedad de la papa, las condiciones ambientales y la cepa específica del virus, pero comúnmente incluyen:

  • Mosaico en las hojas
  • Patrones de manchas claras y oscuras en las hojas, que pueden variar en intensidad dependiendo de la variedad de la papa.
  • Necrosis foliar
  • Muerte del tejido foliar que puede aparecer como manchas necróticas en las hojas.
  • Deformación de las hojas y los brotes
  • Las hojas pueden volverse distorsionadas, con bordes rizados, y los brotes pueden presentar retorcimiento y deformación.
  • Reducción del rendimiento
  • La infección por PVY puede afectar el crecimiento y el desarrollo de la planta, reduciendo el rendimiento y la calidad de los tubérculos.

Virus del enrollamiento de hoja de la patata (PLRV)

El Virus del Enrollamiento de la Hoja de la Patata (PLRV, por sus siglas en inglés Potato Leafroll Virus) es un virus que afecta a los cultivos de papa. Pertenece al género Polerovirus en la familia Luteoviridae.

El PLRV se transmite principalmente por pulgones, que se alimentan de las plantas infectadas y luego transmiten el virus a otras plantas sanas. También puede ser transmitido por la propagación vegetativa, como el uso de tubérculos de semilla infectados.

Una notable característica de este virus es que el PLRV es el único virus de la patata que puede ser eliminado mediante un tratamiento con base en el calor.

Prevención de las enfermedades víricas mediante el control de los insectos vectores

El control de los insectos vectores es una estrategia clave para prevenir la propagación de enfermedades virales en los cultivos. FuturCrop, como plataforma de gestión agrícola basada en la fenologia, puede desempeñar un papel importante en este proceso al proporcionar herramientas y recursos para monitorear, prevenir y controlar la población de insectos vectores. Aquí hay algunas formas en que FuturCrop puede contribuir a la prevención de enfermedades virales:

Monitoreo y seguimiento de poblaciones de insectos

FuturCrop puede ayudar a monitorear las poblaciones de insectos vectores mediante el uso de sensores y dispositivos IoT (Internet de las cosas) instalados en el campo. Estos dispositivos pueden detectar la presencia y la densidad de los insectos en tiempo real, lo que permite una detección temprana de posibles brotes de enfermedades virales.

Predicción de brotes

Mediante el análisis de datos recopilados por FuturCrop, como condiciones climáticas, patrones de comportamiento de los insectos y la presencia de virus en cultivos cercanos, es posible predecir y anticipar brotes de enfermedades virales. Esto permite a los agricultores tomar medidas preventivas antes de que ocurra la propagación del virus.

Alertas y recomendaciones

FuturCrop puede generar alertas y recomendaciones basadas en análisis de datos en tiempo real. Por ejemplo, si se detecta un aumento en la población de insectos vectores o la presencia de virus en un área determinada, la plataforma puede enviar alertas a los agricultores para que tomen medidas de control adecuadas, como la aplicación de insecticidas específicos o la implementación de barreras físicas.

Optimización de tratamientos

FuturCrop puede ayudar a optimizar el uso de productos químicos mediante la programación de tratamientos precisos y específicos, minimizando así el impacto ambiental y reduciendo los costos para los agricultores.

REDUCE EL USO DE PRODUCTOS PESTICIDAS UTILIZÁNDOLOS SÓLO CUANDO SON MÁS EFICIENTES.

AHORRA HASTA UN 40%.

futur
crop

control
de plagas

Más información

  1. Jones, D. R. (Ed.). (2008). Plant viruses transmitted by thrips. CABI.
  2. Ng, J. C., & Falk, B. W. (2006). Virus-vector interactions mediating nonpersistent and semipersistent transmission of plant viruses. Annual review of phytopathology, 44, 183-212.
  3. Kennedy, J. S., Day, M. F., & Eastop, V. F. (1962). A Conspectus of Aphids as Vectors of Plant Viruses. Commonwealth Institute of Entomology.
  4. Gray, S. M., & Banerjee, N. (1999). Mechanisms of arthropod transmission of plant and animal viruses. Microbiology and molecular biology reviews, 63(1), 128-148.
  5. Fereres, A., & Raccah, B. (2015). Plant Virus Transmission by Insects. eLS.
Scroll al inicio