FuturCrop

Software de control de plagas

Blog

«La primera ley de la Ecología es que todo está relacionado con todo lo demás.» 

Barry Commoner

Agricultura inteligente

Software de control de plagas

Alertas automáticos. Modelos predictivos. Calendario del Ciclo de vida de las plagas. Integración con estaciones mteorológicas. Cálculo de la fecha de tratamiento óptimo. Registro de capturas y monitoreos.

programa de control de plagas

Software de control de plagas

Alertas automáticos. Modelos predictivos. Calendario del Ciclo de vida de las plagas. Integración con estaciones mteorológicas. Cálculo de la fecha de tratamiento óptimo. Registro de capturas y monitoreos.

Agricultura inteligente - FuturCrop
agricultura del futuro

La agricultura del futuro se perfila como una combinación de tecnologías avanzadas y prácticas sostenibles que permitirán abordar los desafíos actuales y futuros, como el cambio climático, la escasez de recursos, la seguridad alimentaria y la degradación del medio ambiente. Algunos aspectos clave de la agricultura del futuro incluyen:

  1. Agricultura de precisión: El uso de tecnologías de precisión, como la agricultura de precisión, la robótica y los drones, permitirá a los agricultores monitorear y gestionar de manera más eficiente los cultivos, reduciendo el desperdicio de recursos y aumentando la productividad.
  2. Agricultura regenerativa: La agricultura regenerativa se basa en la restauración y mejora de la salud de los suelos, la biodiversidad y los ecosistemas agrícolas. Esto implica prácticas como la rotación de cultivos, la siembra directa, la agroforestería y el pastoreo rotativo, que pueden ayudar a aumentar la resiliencia de los sistemas agrícolas y mitigar el cambio climático.
  3. Agricultura vertical y urbana: La agricultura vertical y urbana permite el cultivo de alimentos en entornos urbanos y en espacios reducidos, utilizando tecnologías como la hidroponía, la aeroponía y la agricultura vertical en interiores. Esto puede ayudar a abordar la escasez de tierras agrícolas y la demanda creciente de alimentos en áreas urbanas.
  4. Agricultura de cultivos de precisión: La agricultura de cultivos de precisión utiliza tecnologías avanzadas, como la edición genética y la biotecnología, para desarrollar cultivos que sean más resistentes a las plagas, enfermedades y condiciones climáticas adversas. Esto puede ayudar a aumentar la productividad agrícola y la seguridad alimentaria.
  5. Agricultura ecológica: La agricultura ecológica se basa en prácticas sostenibles que promueven la salud del suelo, la biodiversidad y la calidad del agua. Esto incluye el uso de abonos orgánicos, la rotación de cultivos, la siembra directa y la gestión integrada de plagas, que pueden ayudar a reducir la dependencia de los productos químicos sintéticos y promover sistemas agrícolas más sostenibles.

Cambio de paradigma en la agricultura

El cambio de paradigma en la agricultura se refiere a una transformación fundamental en la forma en que se entiende, se practica y se gestiona la agricultura. Este cambio implica una reevaluación de los sistemas y prácticas agrícolas tradicionales y un movimiento hacia enfoques más sostenibles, equitativos y respetuosos con el medio ambiente.

Internet, las tecnologías de la comunicación, el big data, la Inteligencia Artificial conviven con el ciudadano día a día. Estas nuevas tecnologías están presentes en el ocio, en las comunicaciones, en la información que consumimos. Pero curiosamente esas innovaciones que todos utilizamos en el día a día no llegan a la agricultura, porque en el fondo el paradigma de agricultura que utilizamos es el mismo que el de hace 50 años.

¿Por qué fue tan fácil cambiar el paradigma de una agricultura tradicional a una agricultura intensiva, industrializada, consumidora de insumos químicos? Evidentemente es más fácil vender una tecnología que genera ingresos que una tecnología que mejora procesos y reduce costes.

La agricultura en la actualidad

Algunos condicionantes para la agricultura han cambiado tanto que necesariamente la agricultura del futuro será una agricultura muy distinta a la actual.

Evidentemente el aumento de las temperaturas por el cambio climático es uno de esos grandes condicionantes, pero no el único. El suelo agrícola es un recurso limitado y, en ocasiones, degradado, la producción depende excesivamente de insumos químicos que dañan la salud humana y el medioambiente, los mercados orientan la demanda, en ocasiones en contra de las prácticas agrícolas o la diversidad biológica.

Por un lado está la necesidad de responder a la gran demanda de alimentos; por otro, las zonas dedicadas a esta actividad no pueden aumentar, haciendo necesaria la optimización de los recursos.

El sistema de producción agrícola actual enfrenta varios desafíos y problemas:

La agricultura moderna a menudo depende en gran medida de la irrigación y el uso intensivo de fertilizantes y pesticidas, lo que puede agotar los recursos naturales como el agua y el suelo.

La agricultura intensiva puede provocar la pérdida de la fertilidad del suelo debido a la erosión, la compactación y la degradación de la estructura del suelo. Además, el uso excesivo de fertilizantes y pesticidas puede contaminar las fuentes de agua y el aire, lo que puede tener efectos nocivos en la salud humana y el medio ambiente.

La agricultura intensiva a menudo se basa en monocultivos, lo que puede reducir la diversidad genética y la biodiversidad, lo que a su vez puede aumentar la vulnerabilidad de los cultivos a las plagas y enfermedades.

  1. Por otro lado, a pesar de la producción masiva de alimentos, todavía hay millones de personas en todo el mundo que sufren de inseguridad alimentaria debido a la falta de acceso a alimentos nutritivos y seguros.

En resumen, el sistema de producción agrícola actual enfrenta varios desafíos y problemas que requieren soluciones sostenibles y equitativas para promover la salud del planeta y garantizar la seguridad alimentaria para todos.

Nuevas direcciones

Algunos de los aspectos clave de este cambio de paradigma en la agricultura incluyen:

Sostenibilidad

El cambio de paradigma en la agricultura implica un enfoque en la sostenibilidad, que busca promover sistemas agrícolas que sean económicamente viables, socialmente justos y ambientalmente responsables a largo plazo. Esto puede incluir la promoción de prácticas agrícolas regenerativas, la conservación de la biodiversidad, el uso eficiente de los recursos naturales y la reducción del uso de productos químicos sintéticos.

Resiliencia

El cambio de paradigma en la agricultura busca promover sistemas agrícolas que sean resistentes a los cambios climáticos y ambientales, así como a las fluctuaciones económicas y sociales. Esto puede incluir la diversificación de cultivos, la promoción de prácticas agroecológicas y la mejora de la capacidad de adaptación de los agricultores.

Equidad

El cambio de paradigma en la agricultura busca promover sistemas agrícolas que sean equitativos y justos para todos los involucrados, incluyendo a los agricultores, los trabajadores agrícolas, las comunidades locales y los consumidores. Esto puede incluir la promoción de sistemas alimentarios locales y justos, la protección de los derechos de los trabajadores agrícolas y la promoción de la agricultura familiar.

Innovación tecnológica

El cambio de paradigma en la agricultura implica la promoción de la innovación tecnológica para mejorar la productividad y la eficiencia de los sistemas agrícolas. Esto puede incluir el desarrollo de nuevas tecnologías agrícolas, como la agricultura de precisión, la biotecnología agrícola y la agricultura vertical.

Innovaciones actuales

Ya se pueden vislumbrar varias direcciones hacia el cambio de paradigma en la agricultura, que cuenta al menos con 2 factores.

Agricultura inteligente

La agricultura inteligente es la agricultura eficiente y sostenible gracias a la gestión de datos. La agricultura es ya partícipe de la revolución de la información, porque las nuevas tecnologías de la comunicación permiten un acceso rápido y económico a información que permite optimizar la toma de decisiones en la producción agrícola. Internet es fuente de conocimiento accesible y cada vez se desarrollan más sistemas de automatización de recogida y control de datos.

Biotecnología

El desarrollo de las biotecnologías en los últimos 15 años permite vislumbrar otra de las vías del cambio de paradigma en la agricultura: plantas transgénicas (resistentes a plagas y/o enfermedades, o nuevas/mejoradas), reemplazo de algunos agroquímicos por productos  de origen biológico, como bioinsecticidas. bioherbiciclas, etc.

La biotecnología también se utiliza para mejorar la calidad nutricional de los cultivos, como el arroz dorado, que se ha modificado genéticamente para producir vitamina A, ayudando a combatir la deficiencia de esta vitamina en las regiones en desarrollo.

Los microorganismos modificados genéticamente pueden utilizarse para mejorar la salud del suelo y las plantas, aumentando la disponibilidad de nutrientes y reduciendo la necesidad de fertilizantes químicos. Y Los cultivos transgénicos resistentes a herbicidas pueden ayudar a reducir la necesidad de herbicidas y pesticidas químicos, lo que puede ser beneficioso para el medio ambiente y la salud humana.

El reto del cambio

La agricultura del futuro se caracteriza por una combinación de tecnologías avanzadas y prácticas sostenibles que permitirán abordar los desafíos actuales y futuros en la producción de alimentos. Al integrar tecnologías innovadoras con prácticas agrícolas tradicionales y sostenibles, podemos promover sistemas agrícolas más resistentes, sostenibles y equitativos para el futuro.

Sin embargo, para asumir los nuevos retos y la nueva realidad, además del desarrollo de nuevas tecnologías, se requiere un cambio de actitud y un cambio en la manera de hacer las cosas.

Algunos productores agrícolas han comenzado a realizar ese cambio de manera consciente, como una estrategia de futuro.

Otros lo realizarán como reacción ante situaciones nuevas e inesperadas. El cambio climático es posiblemente el factor de mayor riesgo en la agricultura. Ante situaciones extremas, por ejemplo, una plaga o enfermedad desconocida para el agricultor, éste decide adoptar medidas preventivas, hacer la siembra de variedades resistentes, o cualquier otra medida que solucione el problema. Es un cambio rápido que responde a la adaptación necesaria en un momento de crisis extrema.

Pero la agricultura necesita la suma de muchos cambios permanentes, que permitan la sostenibilidad medioambiental, aumentar la productividad, mejorar el control de costes, la calidad de sus productos. El cambio relevante no se hace frente a la situación de crisis sino por la motivación de superar la condición actual y buscar oportunidades de mejora.

De la visión de los agricultores depende la calidad de nuestros alimentos y la certeza de un medio ambiente equilibrado y sostenible.

REDUCE EL USO DE PRODUCTOS PESTICIDAS UTILIZÁNDOLOS SÓLO CUANDO SON MÁS EFICIENTES.

AHORRA HASTA UN 40%.

futur
crop

control
de plagas

Información relacionada

El futuro de la alimentación y la agricultura. Vías alternativas hacia el 2050. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura

El futuro de la agricultura está aquí. Comisión Europea

Scroll al inicio