Control de plagas del maíz por la fenología

Generalmente los ciclos de desarrollo biológico de las plantas y los insectos suelen referirse al número de días entre eventos entre unos y otros. Pero este hecho tan asumido no tiene en cuenta que son los factores meteorológicos, principalmente temperatura y humedad, los que determinan el paso de una fase a otra.

El ritmo de crecimiento vegetativo y reproductivo, expresado en función de los cambios morfológicos y fisiológicos de la planta, y relacionados con las temperaturas meteorológicas, se denomina desarrollo fenológico.

Y la medición de eventos puede ser mejorada si se expresan las unidades de desarrollo en términos de tiempo fisiológico en lugar de tiempo cronológico, por ejemplo en términos de acumulación de temperatura. Porque la temperatura controla la tasa de desarrollo de las plantas y sus plagas, que requieren de la acumulación de cierta cantidad de calor para pasar de un estado en su ciclo de vida a otro.

Para una mayor eficiencia en el control de las plagas agrícolas, lo más adecuado consiste en tener en cuenta el desarrollo de las plantas y de sus plagas. Porque la susceptibilidad del cultivo al daño causado por las plagas varía de acuerdo con el estado de desarrollo del cultivo. La incidencia de las plagas está en función de los factores ambientales, pero también de las condiciones del cultivo.

En la imagen presentamos dos ejemplos de la relación entre el desarrollo fenológico del cultivo (el maíz y el tomate) y el ataque de las plagas.

Posts relacionados

El ciclo biológico de las plagas: cálculo fenológico vs cálculo en días