Month: December 2017

El reto de las plagas transfronterizas

Causas de las plagas transfronterizas El agricultor moderno tiene que enfrentarse a un nuevo fenómeno, el reto de las plagas transfronterizas. El gusano cogollero, la polilla del tomate, las moscas de la fruta, la roya y las enfermedades del banano son algunas de las plagas y enfermedades transfronterizas más destructivas. Se denominan transfronterizas porque han conseguido migrar desde sus lugares de origen, estableciéndose en nuevos países y continentes. La globalización del comercio internacional y el Calentamiento Global, fruto del Cambio Climático han favorecido la propagación de gran variedad de plagas y enfermedades de las especies vegetales. El problema de las plagas invasivas es especialmente grave, porque el sistema de producción agrícola intensiva hace que la nueva plaga cause más impacto. Actualmente las plagas y enfermedades transfronterizas de las plantas pueden propagarse fácilmente a varios países y alcanzar dimensiones de epidemia. Las nuevas plagas pueden afectar a otras plantas que sus hospederos originales, o ya disponen de una amplia gama de éstos, permitiéndoles así sobrevivir, en ocasiones mejor incluso que sus competidores. Advertencias de FAO En Noviembre del 2017, en un encuentro de varias organizaciones internacionales, organizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), para evaluar el impacto de 3 de las plagas y enfermedades más importantes (el gusano cogollero, la peste de los pequeños rumiantes PPR, y la fusariosis del banano), se destacó la necesidad de intensificar esfuerzos contra plagas y enfermedades transfronterizas de animales y plantas, dado que pueden llegar a amenazar la seguridad alimentaria mundial. Así, el gusano cogollero del maíz, plaga originaria de América, también conocida como oruga militar tardía, ha iniciado su expansión por África, y amenaza la alimentación de gran parte del continente. Según el Centre for Agriculture and Biosciences International, la plaga podría trasladarse tanto a Asia como a las orillas del Mediterráneo. Evaluación del potencial riesgo de invasión de plagas Los riesgos de aparición de plagas transfronterizas para la economía y el medioambiente de los paises son difíciles de evaluar. En un estudio realizado por varios centros de investigación de Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos se determinó el potencial riesgo de invasión nuevas plagas a partir de las importaciones de materias primas y alimentos, así como su impacto económico. Estados Unidos y China encabezan la lista de países que concentran la mayor cantidad de plagas y enfermedades en los cultivos agrícolas. Son por tanto los que originan una amenaza para el resto del mundo. Pero también asumen gran riesgo de plagas invasivas, dados los grandes volúmenes de materias primas agrícolas y de alimentos que importan anualmente. La importancia de la detección y la identificación de las nuevas plagas Frente al reto de las plagas transfronterizas es fundamental realizar una detección temprana, ya que, una vez que el foco se ha asentado es muy difícil su erradicación. Es importante tener información sobre las posibilidades de riesgo de ataque de nuevas plagas, identificarlas y conocer sus ciclos biológicos para realizar los tratamientos en el momento adecuado, y romper desde el inicio de esos ciclos de vida. Por ese motivo los organismos de Sanidad Vegetal de los distintos países establecen procedimientos de inspección y avisos. FuturCrop, software agrícola de control de plagas En el desarrollo de FuturCrop, software control de plagas, hemos dado prioridad a la automatización de los procesos de control de todas las posibles plagas que pueden afectar a un cultivo o especie forestal, con independencia de que sea una plaga habitual o no en la zona de cultivo. Al registrarte en FuturCrop recibirás avisos de riesgo de todas las plagas que pueden afectar a tus cultivos. De este modo el software te indica cuándo realizar los muestreos, de qué plagas específicas, y facilita la identificación de una plaga no habitual o desconocida, avisa de los cambios en su ciclo de vida y ayuda a determinar el momento óptimo para un eficaz tratamiento. Drosophila suzukii es un claro ejemplo de plaga transfronteriza que causa graves daños en las cosechas de berries, uva, cerezas, fresas, etc en su expansión a nuevos países. Más información Efectos económicos de las plagas y enfermedades transfronterizas. FAO El cambio climático, las plagas y las enfermedades transfronterizas, FAO

Leer más »

Manejo integrado del picudo del algodón

Anthonomus grandis, Picudo del Algodón Introducción Anthonomus grandis, picudo del algodón, o gorgojo del algodón, es un coleóptero que se ha convertido en la más importante plaga del algodón. Puede causar grandes pérdidas económicas el el cultivo, por mermas en rendimiento, pues estos pueden reducirse hasta los 500 kg de algodón en bruto por hectárea. El manejo integrado del picudo del algodón requiere el monitoreo y el control de los adultos de la primera generación. Los primeros registros de daños se produjeron a finales del siglo XIX en México y EE.UU. Actualmente es una importante plaga del cultivo del algodón en América del Sur, como resultado de introducciones sucesivas a causa del comercio del algodón. La plaga se encuentra en EE.UU (Arizona, California, Alabama, Arkansas, Washington, Florida, Georgia, Louisiana, Mississippi, Missouri, Oklahoma, Carolina del Sur, Puerto Rico, Tennesi, y Texas), México, Belice, Costa Rica, El Salvador, Haití, Guatemala, Honduras, Nicaragua, República Dominicana, Cuba, Venezuela, Argentina (parcialmente), Brasil, Colombia, Paraguay y Ecuador. Daños del picudo del algodón Aunque no hay cifras exactas disponibles, se estima que el picudo del algodón causa pérdidas económicas anuales de miles de millones de dólares en todo el mundo. Estas pérdidas incluyen la disminución de los rendimientos, el aumento de los costos de control y la disminución de la calidad de la fibra. En algunos países, como México y Brasil, el picudo del algodón es una plaga importante que puede causar pérdidas económicas significativas para los productores de algodón. En otros países, como los Estados Unidos, el picudo del algodón es una plaga menos común pero aún puede causar pérdidas económicas importantes en algunas áreas de cultivo. Esta plaga se alimenta de los capullos y las flores del algodón, lo que reduce la producción y la calidad de la fibra. Los daños causados por el picudo del algodón incluyen: A los 40 días de la siembra del algodón aparecerán los primeros botones florales, del tamaño preferido para la oviposición. Las hembras dañan el botón floral cuando depositan sus huevos en agujeros que realizan en los botones florales y en el interior nacerán las larvas. El daño por oviposición deja huecos con una tapón ceroso a modo de cierre. Cuando el picudo llega al botón floral o las cápsulas y comienza a alimentarse emite  una poderosa feromona que atrae el resto de la población al lugar. El daño por alimentación produce huecos profundos. El daño más grave lo ocasionan en el proceso de oviposición, pues el coleóptero tiene una gran mortalidad (principalmente por la temperatura). El daño económico se produce cuando la plaga está en alguno de sus tres estadíos  larvarios. Pero si se realizan los tratamientos en esta fase, las larvas de picudo ya están protegidas en el interior de los botones florales o cápsulas internas, y el tratamiento prácticamente no tiene efecto. Manejo Integrado del Picudo del Algodón El manejo integrado de plagas (MIP) es una estrategia esencial para controlar el picudo del algodón, Anthonomus grandis, una de las plagas más devastadoras para este cultivo. El MIP combina diferentes métodos de control, reduciendo la dependencia de pesticidas y minimizando el impacto ambiental. A continuación se describe un plan de manejo integrado para el picudo del algodón: Monitoreo y Detección Control Cultural: Control Biológico: Control Químico: Control Físico y Mecánico: Integración de Tecnologías: Integración de tecnologías: Software de Gestión de Plagas – FuturCrop FuturCrop es una avanzada plataforma de software que se utiliza para la predicción y control de plagas agrícolas, incluyendo el picudo del algodón (Anthonomus grandis). La gestión de esta plaga mediante FuturCrop se basa en el análisis de datos climáticos, la modelización fenológica y el monitoreo en tiempo real para optimizar las estrategias de control. Funcionamiento de FuturCrop para el Picudo del Algodón Fenología del Picudo del Algodón El ciclo de vida del picudo del algodón comprende varias etapas, cada una de las cuales es influenciada por las condiciones ambientales: Medidas preventivas del Picudo del Algodón En general, además de las medidas preventivas generales de control de plagas, el picudo emigra e hiberna en rastrojos forestales o malvaceas, también en plantas de algodón rebrotadas de campos cultivados. Se recomienda por tanto la eliminación de plantas aisladas o rebrotes que crecen en los campos en rotación y de especies silvestres de malvaceas. También el arranque y quema de rastrojos, y residuos inmediatamente de la cosecha. Es conveniente realizar la recolección de botones florales, cápsulas y flores caídas en el suelo. Momento óptimo de tratamiento El uso de FuturCrop permite identificar los momentos óptimos para aplicar tratamientos químicos y biológicos, basándose en las predicciones fenológicas: Tratamientos insecticidas. Materias Activas más utilizadas: Liberación de Agentes Biológicos de Control El manejo integrado del picudo del algodón (Anthonomus grandis) no solo incluye el uso de insecticidas, sino también el control biológico mediante la liberación de parasitoides y depredadores. A continuación, se detallan algunos de los agentes biológicos más efectivos y el momento adecuado para su liberación. Parasitoides Catolaccus grandis Bracon mellitor Depredadores Chrysoperla carnea Orius insidiosus Otros métodos biológicos Nemátodos Entomopatógenos Realizar las primeras liberaciones de parasitoides y depredadores al comienzo de la temporada de crecimiento, cuando se detectan los primeros huevos y larvas. Y programar liberaciones adicionales a intervalos regulares (cada 2-3 semanas) durante la temprada para mantener las poblacioes de plagas bajo control. El momento adecuado para la aplicación de insecticidas es crucial para maximizar su efectividad y minimizar el impacto ambiental. FuturCrop puede ayudar a determinar estos momentos óptimos mediante el monitoreo y predicción de eventos biológicos clave. En general, se recomienda: que el productor realice un estricto control de la evolución del picudo. Y en este sentido es importante la información de los momentos de desarrollo de la plaga que facilita FuturCrop. Picudo del Algodón Realizar los tratamientos en los picudos sobrevivientes del invierno anterior, la generación de invierno, y antes de que alcancen a reproducirse en campo. Esa primera generación de adultos de invierno, que se alimentan de polen, requieren un tratamiento con insecticida. También hay que tratar de controlar a las hembras

Leer más »
control de pulgones en cereales

El control de pulgones en los cereales

Influencia del Calentamiento Global en el control de pulgones El calentamiento global puede tener varias implicaciones en el control de pulgones y en la gestión de plagas en general: Cambio en la Distribución Geográfica: El aumento de las temperaturas y los cambios en los patrones climáticos pueden favorecer la expansión de las áreas habitables para los pulgones. Es posible que las regiones que antes estaban libres de ciertas especies de pulgones ahora sean susceptibles a la infestación. Ciclos de Vida Acelerados: El calentamiento global puede acelerar los ciclos de vida de los pulgones, lo que significa que se reproducen más rápido y en mayor número. Esto puede llevar a un aumento en las poblaciones de pulgones y una mayor presión sobre los cultivos. Casi todas las especies de pulgones se reproducen con mucha facilidad. En promedio, una hembra produce entre 50 y 100 descendientes por ciclo, y los nuevos individuos solo tardan aproximadamente una semana para madurar y comenzar a reproducirse nuevamente. Por ese motivo se debe prestar atención y monitorear la presencia de esta plaga, especialmente en los años secos con temperaturas templadas. Los años lluviosos la lluvia los desprende de las plantas, disminuyendo sus daños; mientras que temperaturas superiores a los 30ºC impiden su multiplicación. Pero el cambio climático y la alteración de las temperaturas complica lo que hasta ahora era su ciclo habitual. El clima más cálido durante el invierno será favorable para los pulgones y lo harán hábilmente sobrevivir y por lo tanto ser más numerosos en el primavera. Los pulgones también son favorecidos por las altas temperaturas en los veranos y la necesidad de insecticidas probablemente aumentarán en la mayoría de los cultivos. En otoño, los ataques de pulgones y los virus que pueden propagar son actualmente limitados, pero el clima futuro hará grandes cambios. Mayor Resistencia a los Insecticidas: Las condiciones cálidas y secas pueden favorecer el desarrollo de resistencia a los insecticidas en las poblaciones de pulgones. Las altas temperaturas pueden acelerar el metabolismo de los insectos, lo que puede influir en la eficacia de ciertos productos químicos. Desplazamiento de Enemigos Naturales: El calentamiento global también puede afectar a los enemigos naturales de los pulgones, como las avispas parasitoides y los depredadores. Cambios en la distribución geográfica o en la disponibilidad de recursos pueden alterar la dinámica de las poblaciones de pulgones y sus enemigos naturales. Aumento del Estrés en las Plantas: Las plantas estresadas por el calor y la sequía pueden volverse más susceptibles a las infestaciones de pulgones y otros insectos. El calentamiento global puede alterar la fisiología de las plantas y hacerlas más atractivas para los pulgones. En resumen, el calentamiento global puede tener efectos significativos en la ecología y la dinámica de las poblaciones de pulgones, lo que puede complicar el control de estas plagas en los sistemas agrícolas. Se necesitan enfoques integrados y adaptativos para gestionar eficazmente las infestaciones de pulgones en un entorno cambiante. Daños en los cultivos de cereal Los pulgones constituyen una seria amenaza para los cultivos del trigo y otros cereales de invierno. Los pulgones succionan los jugos vegetales, secretando una melaza que origina la fungosis, poseen una saliva tóxica que origina manchas, clorosis, marchitamiento, en los cultivos, y pueden ser transmisores de virus. Los daños directos se provocan por las picadas del insecto en los órganos aéreos de cereales en especial hojas, vainas y espigas. Las hojas adquieren una tonalidad amarilla y en caso de fuertes densidades de plaga en los cultivos puede provocar su enrollamiento de la planta. Estos daños no suelen revestir importancia económica por lo que, salvo excepciones en algunos otoños o inviernos con climatología suave, no suelen requerir intervención para su control. Sin embargo, los daños indirectos del ataque de los pulgones, como consecuencia de ser transmisores de virosis, como el enanismo amarillo de la cebada, pueden causar importantes mermas en la producción. La cebada es el cereal más sensible, pero también lo son el trigo y la avena. Software de control de plagas agrícolas: control de pulgones que dañan los cultivos de cereal Control de 6 especies de pulgones que dañan los cereales Actualmente el software controla el desarrollo biológico de las siguientes especies de pulgones que dañan los cultivos de cereales: Pulgón azúl de la alfalfa (Acyrthorisphon kondoi) Pulgón del algodón (Aphis gossypii) Pulgón ruso del trigo (Diauraphis noxia) Pulgón de la espiga (Macrosiphum avenae, Stiobion avenae) Pulgón verde (Rhopalosiphum maidis) Pulgón verde de los cereales (Schizaphis graminum) FuturCrop y el control químico de los pulgones Los cultivos deben estar protegidos para evitar las grandes pérdidas de rendimiento o la reducción de calidad del producto. Sin embargo, los pesticidas tienen que tener un mínimo impacto medioambiental, y ser aceptado por el consumidor y la sociedad. Es difícil  minimizar el uso de productos químicos en la agricultura sin un sistema de advertencia eficaz, Dicha información es esencial para la toma de decisiones relacionadas con los monitoreos y tratamientos. FuturCrop es un sistema de alerta efectivo para plagas y enfermedades que calcula con 7 días de antelación el momento en que la plaga es más vulnerable. El software controla también otros áfidos, como Myzus Persicae, Aphis Fabae, etc. En el control químico de los pulgones se utilizan productos con diversas materias activas, como acefato, etiofencarb, fosfamidón, imidacloprid, metamidofos, pirimicarb, malatión metomilo, etc. La elección de la materia activa es importante y depende de la especie de pulgón que hay que controlar, pues por su ciclo reproductivo los pulgones han desarrollado diferentes resistencias a los insecticidas químicos. A partir de los cálculos que realiza el software es posible anticipar la presencia y el nivel de infestación de pulgones en los cultivos de trigo y tener mayor precisión en el establecimiento de los umbrales de daños económicos basados en la densidad de población de pulgones y el crecimiento del cultivo. Existen 2 herramientas: el registro del eventos del desarrollo biológico de la plaga y la integral del ciclo de vida, ambos con el cálculo de predicción con 7 días de

Leer más »

Software de control de plagas

Contacto

Resuelve tus dudas sobre plagas agrícolas

Powered By

Copyright © 2016. Todos los derechos reservados

Contacto

Resuelve tus dudas sobre plagas agrícolas

Copyright © 2016. Todos los derechos reservados

Scroll to Top