greening de los cítricos

Greening de los cítricos (HLB)

El HLB se documentó por primera vez en 1919, en la provincia de Guangdong, en el sur de China. Originalmente, los cultivadores de Guangdong llamaban a la enfermedad huanglengbing. Huangleng significa “brote amarillo” en el dialecto local, y bing es la palabra china para “enfermedad”. Sin embargo, con el tiempo, huanglengbing se convirtió en huanglongbing debido a las variaciones en la pronunciación. Los daños que produce la enfermedad son deformaciones en los brotes, coloraciones variadas en los frutos, reducción de la producción y en casos avanzados puede llegar a matar a los árboles del género Citrus.

Está presente en China, Taiwan, India, Sri Lanka, Malasia, Indonesia, Birmania, Filipinas, Pakistán, Tailandia, las Islas Ryukyu, Nepal, Arabia Saudita y Afganistán. También se ha detectado en Brasil, Florida y partes de México.

HLB mapa

En China se perdió el 25% de sus arboledas a finales de 2018. En Brasil, la enfermedad ha eliminado 52,6 millones de naranjos dulces, una reducción del 31% de la superficie, desde 2004, cuando se detectó por primera vez el HLB en ese país.

Se trata de una enfermedad difícil de controlar. Antibióticos como la estreptomicina y la oxitetraciclina tienen dificultades para matar las bacterias del HLB que se esconden en las raíces de los cítricos infectados.

Transmisión del greening de los cítricos (HLB)

Hay tres tipos de enfermedad HLB: africana, asiática y americana. En ellas están implicados tres tipos de bacterias y dos insectos, que realizan su propagación, dos psilidos, en concreto Diaphorina citri, que transmite las variantes asiática y americana de la enfermedad y Trioza erytreae que transmite la africana.

El psílido asiático de los cítricos (Diaphorina citri) transmite la bacteria Candidatus Liberibacter asiaticus (CLas). Al transmitir la bacteria se convierte en vector de Huanglongbing (HLB), greening de los cítricos.

Cuando Diaphorina citri, se alimenta del floema de los árboles infectados, succiona la CLas junto con el líquido rico en nutrientes que busca, convirtiéndose en portador del HLB. El insecto propaga entonces el CLas a otros árboles.

Control de Diaphorina citri

Las estrategia de prevención de HLB tienen un triple enfoque: plantar plantones libres de bacterias, eliminar los árboles infectados y vigilar y suprimir los psílidos.

Los pesticidas químicos pueden ayudar a controlar los insectos vectores de la enfermedad. Pero los insectos también acaban desarrollando resistencia cuando se realizan tratamientos indiscriminados y repetidos. Los tratamientos para el control de Diaphorina citri deben realizarse en el momento en que la plaga muestra mayor vulnerabilidad.

FuturCrop es un software agrícola de control de 279 plagas agrícolas y forestales que permite conocer con 7 días de antelación el momento en que la plaga está en el momento más vulnerable de tratamiento. Mediante FuturCrop puedes recibir alarmas de riesgo y planificar los tratamientos en la fase de mayor vulnerabilidad de la Diaphorina citri. La utilización del software permite disminuir las poblaciones del insecto, la frecuencia de los tratamientos y el número de productos a utilizar. Controlando la plaga que actúa como vector del greening de los cítricos, podemos actuar de manera preventiva sobre la enfermedad, reduciendo la posibilidad de que afecte a los cultivos de cítricos.

ficha diaphorina naranja valencia 22
Información sobre Diaphorina citri. FuturCrop

Software agrícola de control de plagas

“El secreto de ir avanzando es empezar”

– Mark Twain

FuturCrop calcula previsiones a corto plazo de la actividad de 179 plagas agrícolas, a partir de los umbrales de temperatura acumulados, asociados a las etapas críticas de su ciclo biológico.

Las previsiones de FuturCrop indican, para un día determinado, el estado de la etapa del ciclo biológico de la plaga y el día para realizar el tratamiento más eficiente.

Más información

Huanglongbing (“Citrus greening”) y el Psílido asiático de los cítricos, una perspectiva de su situación actual. Ing. Agr. César Ramos Méndez

Prevención de la enfermedad HLB. IVIA