Drosophila suzukii post

Una plaga transfronteriza

La Drosophila suzukii, mosca de alas manchadas o mosca del vinagre de alas manchadas, es una plaga originaria del Sudeste asiático, descrita inicialmente en Japón en 1916, pero que se ha extendido muy rápidamente por EEUU, Europa y algunos países de Centroamérica y Sudamérica. La plaga causa graves daños en cultivos de frutos rojos (como el arándano, la fresa, la frambuesas, la mora) y uvas, pero también kiwis, caquis, ciruelas, melocotones, nectarinas, albaricoques, etc.

Debido a su especial capacidad de adaptación a las condiciones meteorológicas, a sus características reproductivas, y al hecho de que carece en muchos casos de depredadores y parasitoides locales el control de la Drosophila suzukii es difícil. De hecho, se ha convertido en una grave amenaza para gran variedad de frutos en muchos lugares del mundo. EPPO Global Database, sistema de alarmas de plagas de las especies vegetales, mantiene actualizada información sobre la distribución mundial de la Drosophila suzukii.

Distribución mundial de la Drosophila suzukii
Fuente: EPPO Global Database, última actualización 2019-03-06

A diferencia de otras moscas del vinagre, la Drosophila suzukii daña frutas sanas que se encuentran en estado de maduración y que poseen una epidermis suave y delgada. El daño lo producen las hembras cuando oviponen en frutos sanos, ya maduros, y las larvas al alimentarse de la pulpa de la fruta. Además de estos daños, los orificios de la oviposición favorecen la aparición de infecciones secundarias como la monilia.

Daños de la Drosophila suzukii

Los productores de los cultivos de frutos rojos, cereza y fresa (por sus condiciones de producción), tiene dificultades en el control de la Drosophila suzukii, y llegan a reportar más de un 40% de pérdidas de los cultivos, poniendo en riesgo la viabilidad de sus explotaciones agrícolas.

En la ponencia Mecanismos de control para Drosophila suzukii, III Jornadas internacionales sobre feromonas, atrayentes, trampas y control biológico, Noviembre 2013 se explicó que

En Cataluña los daños económicos más elevados se produjeron en 2011, donde se perdió la cosecha de fresa en un porcentaje variable de hasta el 80% en la comarca del Maresme (Barcelona) y del 30 al 100% en cerezas del Baix Llobregat (Barcelona) y en el Alt y Baix Empordà (Girona). En producción ecológica se alcanzó casi el 100% de daños tanto en fresas como en cerezas.

Control de la Drosophila suzukii

Control según el estado de desarrollo de la plaga: control de los estados inmaduros

ciclo biologico drosophila suzukii

Control biológico: parasitoides

En las nuevas zonas en las que se ha establecido la Drosophila suzukii no suele haber enemigos naturales de la plaga. Es posible que de manera natural, con el tiempo, aparezcan parasitoides o depredadores que puedan actuar efectivamente.

Pachycrepoideus vindemmiae

Es un parasitoide generalista ampliamente distribuido por todo el mundo, y que es utilizado en programas de control biológico de moscas de la fruta. Pero la larva de la Drosophila suzukii tiene una fuerte respuesta inmune ante la puesta de huevos de los parasitoides, neutralizándolos mediante encapsulación.

Leptopilina boulardi

Es también un parasitoide de del género Drosophila, que aunque no consigue parasitar la Drosophila melanogaster, podría ser que llegue a desarrollar mecanismos activos para suprimir la respuesta inmune de la Drosophila suzukii.

Trichopria drosophilae

Avispa que tiene la capacidad de parasitar con éxito a la Drosophila suzukii. Aunque el parasitoide se encuentra en Europa y otros continentes, no se encuentra en todos los hábitats. Actualmente ya existen productos comerciales de dicho parasitoide. Como en cualquier sistema de control biológico eficiente, para optimizar la suelta de Trichopria drosophilae es necesario conocer el momento de desarrollo biológico de la plaga, especialmente el momento específico en que la plaga se encuentra en la fase de pupa, pues la hembra de Trichopria busca las pupas y deposita un huevo en el interior de la larva en desarrollo, matándola rápidamente.

Cualquiera que sea el método que se utilice para su control, el monitoreo regular de la Drosophila suzukii es fundamental para el éxito de las acciones que se realicen.

FuturCrop. Control de la Drosophila suzukii. Información para el muestreo de la Drosophila suzukii (en la fase de puesta de huevos

Información facilitada por FuturCrop para el muestreo de la Drosophila suzukii (en la fase de puesta de huevos

FuturCrop, Control de la Drosophila suzukii. Calendario de eventos del desarrollo biológico de la Drosophila suzukii,

FuturCrop, Calendario de eventos del desarrollo biológico de la Drosophila suzukii,

Control según el estado de desarrollo de la plaga: control de los estadios maduros

62ceE9rBV vuZbhYj3Ds16tpSodzTiXynbCtkxq39NQSRpcblyFL xUMAOExfLG nzz127bgdUjywss9XTkeR4WA5TSO3L65ij7qSG5okGGas49Zxk nfrpBBvuNSQDrYYr4ZwpQ
Hembra adulta, fuente EPPOMacho adulto, fuente EPPO

El difícil control de la Drosophila suzukii, por varios motivos:

  • Su tolerancia a las condiciones climáticas. Aunque se desarrolla óptimamente en ambientes frescos y templados, presenta una gran capacidad de adaptación a altas y bajas temperaturas. Es incluso capaz de sobrevivir en inviernos con temperaturas bajo cero. El único factor que afecta su ciclo es la humedad relativa, ya que es muy sensible a la desecación.
  • Puede desarrollar hasta 13 generaciones superpuestas, en ciclos cortos. Además, la hembra puede poner más de 350 huevos, infectando muchos frutos, pues no pone más de 3 huevos en cada uno. En condiciones de temperatura moderada y altas humedades relativas pueden producirse desarrollos poblacionales rápidos y en grandes cantidades.
  • No existen materias activas específicas para la plaga. Se utilizan productos químicos con autorización especial que requiere más de un tratamiento.
  • Se están investigando posibles organismos de control biológico que permitan un control de la plaga.
  • Las capturas masivas mediante trampas supone un incremento importante de los costes de producción.

Insecticidas químicos

En la aplicación de insecticidas químicos es preciso tener en cuenta las autorizaciones vigentes en cada país y alternar las materias activas de los formulados para evitar la aparición de resistencias de la plaga a los insecticidas. Pero los tratamientos químicos son difíciles de aplicar dado que el ciclo biológico de la Drosophila suzukii es corto y pocos productos químicos disponen de plazos de seguridad adecuados para frutas ya maduras.

Existen pocos tratamientos químicos autorizados, habitualmente productos eficaces para el control de otras plagas, y en ocasiones autorizados con carácter excepcional para esta plaga. Se suele utilizar Spinosad, Deltametrin, Lambda Cihalotrin, Acetamiprid, Emamectina y Dimetoato.

Para que los tratamientos sean más eficaces es importante conocer y controlar biológico del desarrollo de la Drosophila suzukii. Esta tarea puede automatizarse mediante con Sistemas Expertos, utilizando tecnologías de Inteligencia Artificial, como FuturCrop, para aplicar los tratamientos en los momentos de mayor vulnerabilidad de la plaga. Para un tratamiento eficiente es importante determinar cuanto antes la presencia de los estados inmaduros de la Drosophila suzukii en la fruta en maduración, para controlar el potencial crecimiento poblacional y minimizar los daños o pérdida en la producción. En general, el muestreo buscará pinchaduras, puntos necróticos consecuencia de orificios de oviposiciones. En este sentido FuturCrop ayuda el monitoreo:

  • Determinando si se producen las condiciones adecuadas para el desarrollo de la plaga y el estado biológico en que se encuentra.
  • Incrementar la eficacia del muestreo y la certeza o no de su presencia. Si por ejemplo, el software determina que la plaga se encuentra en estado larvario podrá observarse un colapso en el fruto, en el sitio de alimentación.  O, en su caso, aunque lo habitual es que la larva abandone el fruto para transformarse en pupa, también existe evidencia de que la Drosophila suzukii puede pupar en los frutos. En ese caso, si el software indica que la plaga se encuentra en estado de pupa, la fruta tendrá un mayor deterioro debido a la aceleración en la maduración del fruto y la posible invasión de hongos o bacterias.

Software agrícola de control de plagas

“El secreto de ir avanzando es empezar”

– Mark Twain

FuturCrop calcula previsiones a corto plazo de la actividad de 179 plagas agrícolas, a partir de los umbrales de temperatura acumulados, asociados a las etapas críticas de su ciclo biológico.

Las previsiones de FuturCrop indican, para un día determinado, el estado de la etapa del ciclo biológico de la plaga y el día para realizar el tratamiento más eficiente.

Trampeo

Trampeo masivo

Habitualmente utilizan técnicas de trampeo masivo como forma de control, como las trampas con vinagre de manzana como atrayente. También se pueden utilizar trampas con cebos insecticidas, aunque se incrementan en gran medida los costes de la explotación, pues requiere al menos 400 trampas por hectárea.

Mallas y coberturas plásticas

En altura de planta o en altura, que cubran hileras completas. Pero puede suceder que las coberturas contribuyan a establecer las condiciones idóneas de desarrollo de la plaga.

Recubrimiento inocuo

Realizar un recubrimiento inocuo (por ejemplo caolín y ceras) sobre la fruta, pues evita que las hembras ovipositen sobre el fruto. Sin embargo, se requiere un buen cubrimiento de la fruta.

Plantas repelentes

Utilización de plantas repelentes, o sus aceites esenciales por aspersión, como pueden ser el geranio, romero, menta, citronella, lavanda, romero, jengibre, eucalipto y el pino blanco americano.

Medidas culturales

En general, las medidas culturales son bastante eficaces en el control. Se pueden destacar las siguientes

  • Recoger los cultivos antes de su sobremaduración. Una recogida temprana de la cosecha puede reducir la exposición de fruta a la plaga.
  • Evitar que queden frutos en los campos. Es decir, recolectar y destruir en forma periódica, la fruta no cosechada y sobre madura que permanece en la planta/ árbol luego de la cosecha, así como la fruta caída al suelo
  • Los frutos que no puedan ser comercializados deben ser incinerados o introducidas en bolsas de plástico herméticas y dejarlas expuestas al sol para que las condiciones de humedad y temperatura asfixien a las larvas que pueda haber en los restos de frutos. Enterrar, compostar, triturar o sumergir en agua son métodos de baja eficacia.
  • Realizar podas de saneamiento, por ejemplo: realizar podas de canopia invernales o de verano.

Más información

EPPO Global Database