El Cambio Climático afecta al ciclo reproductivo de las plagas y por tanto al control de plagas.

Evidencias del Cambio Climático

Existen diversos estudios sobre los cambios observados en el sistema climático: la atmósfera y el océano se han calentado, los volúmenes de nieve y hielo han disminuido, el nivel del mar se ha elevado. Cada vez existen más problemas de reinfestación de plagas en la agricultura, se reproducen más rápidamente y permanecen durante más tiempo. Es otra evidencia más: la fenología como bioindicador del Cambio Climático. El Cambio Climático afecta al ciclo reproductivo de las plagas y por tanto a su control.

En épocas antiguas las diferentes labores agrícolas se secuenciaban según el orden de las estaciones y de los meses. Esos calendarios agrícolas reciben el nombre de mensarios medievales. Ya entonces sabían que los ciclos agrícolas necesariamente tienen que adaptarse a las condiciones climatológicas de la naturaleza. Y solían representarse gráficamente mediante calendarios, porque los ciclos tenían una duración que se mantenía a lo largo de los años.

Actualmente se tiene mayor documentación sobre la relación existente entre los factores ambientales y el ciclo biológico de plantas e insectos. Al igual que hace siglos, siguiendo aquella mentalidad antigua que relacionaba estaciones con labores agrícolas, al hablar de los ciclos de desarrollo biológico de las plantas o las plagas se suele indicar el número de días transcurridos entre eventos. Pero el cambio climático se manifiesta de manera diferente en las distintas áreas geográficas, y por tanto las respuestas de poblaciones distintas de una misma especie serán asimismo desiguales en distintas localizaciones. El modelo de las fechas de calendario para la agricultura ya no es válido. Diversos estudios demuestran que se están produciendo ciertos cambios climatológicos que alteran o dejan sin validez la determinación de los ciclos biológicos en términos de días. 

La fenología como bioindicador del Cambio Climático

La fenología, que estudia las repercusiones del clima sobre los ciclos de los seres vivos (como el florecimiento o la migración de aves) es un buen bioindicador de los cambios climáticos que se están produciendo.

El Cambio Climático y el control de plagas

  • En latitudes medias y altas del hemisferio norte, la primavera es más temprana y el otoño más tardío. Y, consecuentemente, se está produciendo un alargamiento del momento de crecimiento de las plantas de hasta 2 semanas.  
  • Diversos estudios muestran una tendencia general al adelanto de las fases fenológicas primaverales y estivales en Europa, un adelanto entre 1-3 días/década. La variabilidad se manifiesta más en las etapas primaverales que en las estivales. Por ejemplo, se ha documentado un adelanto de la floración en especies tempranas entre -3,2 a -46 días. Aunque el rango para la floración tardía es de 3,1 a 10,4 días. Lo que muestra que las fases que ocurren al inicio del año pueden estar más influenciadas por el cambio climático que las tardías.  
  • Respecto a las especies forestales, los datos registrados por parte de la red de estaciones fenológicas europeas integradas en el International Phenological Gardens (IPG) durante el período 1959-1993, revelan que la salida de las hojas se ha adelantado como media 6 días (-0,20 días/año); mientras que acontecimientos fenológicos otoñales, como el cambio de color de las hojas, se ha retrasado como media 4,8 días (+0,16 días/año). 

Evidencias en los cultivos

Las consecuencias del cambio climático son muy diversas para los cultivos. Han influido, por ejemplo, para incrementar el el índice heliotérmico de Huglin en los últimos 15 años (índice basado en la insolación y temperatura de una zona para determinar su idoneidad para el cultivo de la vid) en todas las áreas productoras de vino de Francia. Favoreciendo de este modo la producción de vino, y que éste sea de mayor calidad, en esas áreas.

De hecho, la vid es muy sensible a las condiciones climáticas y refleja que las tareas agrícolas están variando sus momentos tradicionales. Se ha observado un avance de hasta 3 o 4 semanas en la fecha de vendimia en los últimos 50 años. Y las consecuencias del calentamiento ya son detectables en un gradual incremento en el índice alcohólico del vino, con un promedio de ascenso de 13,3 puntos sobre la escala de 100, por cada 1ºC de incremento de temperatura durante la estación de crecimiento. 

El Cambio Climático y las plagas agrícolas y forestales

Respecto a los insectos y las plagas agrícolas y forestales está sucediendo un fenómeno similar al que se está produciendo en las especies vegetales. Cuando una región se calienta entre rangos de temperatura óptimos para su desarrollo y en períodos prolongados, se favorece determinadas especies de plagas: unas, que aumentan significativamente su poblaciones, y otras, que logran expandir su presencia, colonizando nuevas áreas. De hecho, el cambio climático está alterando las condiciones de desarrollo de las plagas. Aparecen plagas nuevas donde anteriormente no tenían las condiciones naturales de desarrollo, las plagas se desarrollan con mayor rapidez porque sus ciclos biológicos son más cortos, y aumenta el número de ciclos y por tanto de generaciones. 

La mayoría de las plagas presentan fluctuaciones en su densidad, dependiendo de las estaciones del año. Pero esas fluctuaciones, que pueden ser similares en años sucesivos, cada vez presentan más variaciones entre un año y otro. El incremento y la disminución de las densidades asociadas con las estaciones están determinadas principalmente por los factores climatológicos y por la fenología de las plantas hospederas, que como ya hemos visto está cambiando de manera significativa. Con este nuevo factor de incertidumbre, e incremento de la probabilidad de daño a las cosechas, las plagas se están convirtiendo en un grave problema económico. 

La tendencia futura en la agricultura, en las explotaciones forestales, y en la gestión de parques y jardines (particularmente en árboles y plantas cuya conservación se considera de interés), hace necesario un mayor control de los cultivos y de las plagas. Hoy en día ya es imprescindible la introducción de nuevas tecnologías en estos sectores, que permitan un mayor grado de información del desarrollo de cultivos y plagas en función de los cambios en las condiciones climatológicas y ambientales.

Software agrícola de control de plagas

“El secreto de ir avanzando es empezar”

– Mark Twain

FuturCrop calcula previsiones a corto plazo de la actividad de 179 plagas agrícolas, a partir de los umbrales de temperatura acumulados, asociados a las etapas críticas de su ciclo biológico.

Las previsiones de FuturCrop indican, para un día determinado, el estado de la etapa del ciclo biológico de la plaga y el día para realizar el tratamiento más eficiente.

Más información

La informática aliada para acotar los daños por plagas en agricultura

Pest and weather models, College or Agricultural Sciences. Oregon State University

USA National Phenology Network Aids Management of Pest Insects With Life-Stage Forecast Maps,

Using Degree-Days and Plant Phenology to predict pest Activity, Daniel A. Herms, The Ohio State University