Control biológico de plagas
Indice

    Manejo Integrado de Plagas

    La agricultura requiere un control sostenible de plagas, puesto que el control químico se enfrenta en el futuro con serias limitaciones, como son las cada vez más frecuentes restricciones legislativas, el desarrollo de resistencias en las plagas a la acción de los insecticidas químicos, el deterioro medioambiental o la acumulación de residuos químicos en los alimentos. El Control Biológico de plagas es una técnica complementaria y sostenible en el control integrado de plagas.

    Depredadores y parasitoides de plagas agrícolas es una alternativa viable a la dependencia de los plaguicidas químicos

    Muchos agricultores ya utilizan habitualmente las larvas de la mosca Aphidoletes aphidimyza (Cecidomyiidae) o las larvas del díptero Episyrphus balteatus (Syrphidae), para el control de los pulgones, o las chinches del género Orius (Anthocoridae) para controlar la densidad poblacional de los trips. Determinadas especies de depredadores ya son conocidas por su acción en el control de plagas, como Stethorus punctillum, Coccinella septempunctata, Cryptolaemus montrouzieri, Chrysoperla spp. (Chrysopidae), y un largo etcétera.

    Condicionantes

    El tipo de cultivo

    Pero se necesita tener un conocimiento más profundo sobre la dinámica de las relaciones entre las plagas, los cultivos y los agentes de control biológico de plagas. Se sabe, por ejemplo, que la naturaleza transitoria de los cultivos anuales y las prácticas asociadas de producción (labranza, control de malezas, aplicaciones de plaguicidas, cosecha, quema, períodos de descanso y rotaciones) limitan el número, diversidad e impacto de los depredadores. Mientras que los cultivos perennes son menos afectados por la labranza o la cosecha destructiva, por lo que se favorece la actividad de los depredadores.

    Los efectos del clima

    Entre otras cosas, es preciso entender los efectos del clima en esa relación. Tanto los parasitoides como los depredadores son poco eficaces con temperaturas altas, y funciona bien con temperaturas moderadas.

    La fenología de los cultivos

    El desarrollo de los cultivos, la fenología del cultivo, también parece condicionar la eficacia del control biológico de plagas, pues se suele indicar su poca eficacia al inicio del cultivo.

    La fenología de las plagas

    El ciclo de desarrollo de la plaga también condiciona la eficacia de la acción de parasitoides y depredadores. Por ejemplo, si se pretende combatir gusanos cortadores (noctuidos) mediante la suelta de crisopas, es conveniente hacerlo durante la fase de mayor abundancia de huevos de la plaga, pues las crisopas se alimentan de los huevos de esta familia.

    La manipulación inteligente de los depredadores requiere del conocimiento de la taxonomía y biología del depredador, su especificidad y de las tasas de depredación. Y es importante conocer los momentos de desarrollo de la plaga para optimizar o favorecer su control. Se puede calcular con un programa de Inteligencia Artificial como FuturCrop la fecha prevista en que la plaga llegará a sus fases de desarrollo biológico, y de este modo planificar los tratamientos y tomar las medidas preventivas posibles.

    La fauna auxiliar

    La Naturaleza mantiene un equilibrio entre las especies, pero el hombre altera ese equilibrio mediante el uso de insecticidas químicos. Por ese motivo, un uso limitado o reducido de insecticidas permitirá a la fauna auxiliar autóctona ejercer su función parasitoide o depredadora. Conociendo los tipos de insectos depredadores, favoreciendo su supervivencia y respetando su entorno es posible beneficiarse de su acción como controladores biológicos de plagas. 

    Plagas que carecen de parasitoides: adelgidos y ácaros fitófagos

    Cuando ciertos grupos de plagas carecen de parasitoides, los depredadores son los únicos enemigos naturales eficientes. Éste es el caso de los adélgidos (los escarabajos derodóntidos, cuyos enemigos naturales son las catarinitas, o mariquitas), o el caso de los ácaros fitófagos (depredados por ácaros, coccinélidos). Además, cuando los depredadores realizan una selección restringida de presas puede ser usados idóneamente en programas de control biológico 

    Principales Órdenes y Familias de Insectos Depredadores.

    Los insectos depredadores de plagas agrícolas se clasifican del siguiente modo, según su Orden y Familia taxonómica: 

    Coleópteros

    Coccinelidos

    Los Coleópteros, comúnmente denominados escarabajos, conforman un Orden diverso y heterogéneo, integrado por unas 375.000 especies. Por ese motivo sus características y sus hábitos son muy distintos. Los crisomélidos y bupréstidos, por ejemplo, constituyen plagas para la agricultura; pero otras especies como los coccinélidos (comúnmente, mariquitas) son importantes depredadores de pulgones, escamas, cochinillas, larvas de mosca blanca y otras plagas. Una sola larva de mariquita puede devorar entre 50 y 150 pulgones diarios, según su estadio larvario, un adulto puede depredar 80 pulgones diarios, y una hembra puede poner más de 1 millón de huevos durante su ciclo de biológico. Son por ello los depredadores más conocidos en la agricultura, y que más éxito están teniendo en la lucha biológica contra plagas.

    La introducción de la mariquita Rodolia cardinalis (Mulsant) para el control de la escama acanalada algodonosa (Icerya purchasi) en California durante los años 1880s, inició lo que actualmente se conoce como el control biológico clásico, consistente en la introducción de una especie exótica para el control de una plaga, con el objetivo de que forme parte de la fauna autóctona.

    6HPtK2M1ut4m2Rk3Tus7dvhA 95mrerkCfyS6aOtjaBZtTH5LGvqhJPC9bxCC1poXCQRTwojzc0HVCUg6wliLD8XrR61PrGqtEc mWYDh3 Nu3uXQ0OtdJn4hx1ZirMwcSVg6HFlJsVxwZ7164 1G1a sPU0AFFXZ3XwCt0qE
    Chilocorus bipustulatusAdonia variegata
    qzlVrTzgvqHmKFis8UZg0uTdW65DKYR9ov1hmn31a6gkTscq2MpGttyW7ewQujdQsjgEkwWn Awagq4g
    Adalia bipunctata
    zK JCKxTWJ8FQZCHv70R XNcIUWwZpaoeF59K1MWrHE0p0kjt4Q4qL7e9rDxzI wmJcLiJZp7aedkMGUdk1yJK gddD q9PIY nncB vcFkRpk cHL34MTvM31U5bm VjjRTau4byyyLMSkh9gX34NgvrM0bjD11h8ejo 5ydyoI
    cycloneda sanguineaColeomegilla maculata

    Cléridos

    Otras familias de los Coleópteros, también depredadoras, son los cléridos, escarabajos de un tamaño entre 2,5 y 15 mm. En su fase larvaria y en su fase adulta son depredadores de larvas de lepidópteros, picudos y chicharritas. Muchos de ellos viven en ambientes forestales y se alimentan de insectos comedores/perforadores de madera. Pero hay también hay cléridos como Trichodes sp. que se alimentan de insectos que se alimentan de polen. Algunos Trichodes se alimentan de polen en su estado adulto.

    0LTWUSpuEfmsMW2PyJsgTt6pmjjvuj9sst3bpNCzc A9ts 4BP zAkCmUiuETyHco kLZC8y0Qxdy90kc3aDmwGwe30hxgqmljeXPv10M3lrg 6 qeXNZJLAfO7MI3UfpXJ7a0TTzeA9shtHi6KESY1Vpnykc3qwJf d34iAlKW1Q8c8dCrqow 1dteWzgeMIchWBvonrHaTpWbAwqtaNyyvtOTAT 6EtMPpEWzZqGaTkXAKjL82pidOUqm VfopMIoY3LyqLNKQJqBWWzBB0r8J6BaqV8jT0kLeQt6aU 5aejwnsqatdHzbBfzIC n57iIGOZbqIkiW83Hj55Y5b9anGhDYZdbP49kCilE
    Teloclerus compressicornisTilloidea transversalisTrichodes leucopsideus
    fHnLF4BuAJh0 o5HzMGYgdMpkgsnl1BVBjxaWaveOh33z 5TQQKn2kkH7moipDtQIXEWfGKrHV3g7uMsWKDbejdavrTqx3xA5V FHd6KE5INaBTzvNfmHbfHXoikh4BmP41Q4FMR2NU0z7gAu8bplvx dVVOQm9P7oWbinqsSBdEr xyn8 Vc0DhY4BMnWEw1OKnNd Davnyv1UIIcfOFNT1O1kfdfdC9dnUO4fgo0ySIiewICUGG8AjYllzXV UuTDdLP1NI2iDCB1erjB dhcLlV9dQhOqnUZwwkcTao d4ND 3PWbfBx8HKQp4fWp6IrnOTGgokSeR4R67gP0oED3bfx1 scR682YZN9IS7CgI0 QwzooTc2rKgfbDmkbF4LL9XT906Of5odHKIeYuEf
    Clerus mutillariusAllonyx quadrimaculatusTilloidea transversalis

    Melíridos

    Los melíridos son depredadores de huevos, larvas, pupas y pequeños adultos de insectos de cuerpo blando. Durante su fase larvaria se alimentan de todo tipo de insectos, pero durante su fase adulta se alimentan de insectos que se alimentan del polen de las flores. 

    gXv52e0C2UBX9na4lhgvKo3BjRoBTC9hNwjS
    Hypebaeus flavicollisDasytes plumbeusDasytes caeruleus 

    Carábidos

    Los carábidos habitan en el suelo, refugiados bajo piedras o entre la hojarasca, donde se alimentan de insectos, lombrices y caracoles. Como la mayoría de los escarabajos de tierra son oportunistas, es decir devoran cualquier artrópodo que cruza por su camino, siendo el único factor limitante el tamaño de la presa. También pueden alimentarse de fruta madura. 

    Tienen un cuerpo delgado, más bien aplanado dorsoventralmente, las mandíbulas muy visibles y poderosas, y las patas largas, con 5 artejos en los tarsos. Son insectos grandes, que pueden llegar a medir 60 mm de longitud. La mayoría de las especies tienen colores brillantes: negro, verde metálico, dorado, violeta.

    ZGe nNzTWhQTAamAjwR2j vkzglwTMQCetyPljIEtajG2WiQtwoOlI02BaF bxV6hyVuhj7e3xhzFT LUd4lqy5WI78cBV3GIglP9K yjaJJrX9gCLHJ6X0NPGzQZSRnp9TJIO7hjkNbDZPIm9TNAUnsSCCpgerbC7JJ Lqth TGHbuZbUJF1OQ0k9iA pWWQZuLuL5TYr KjXVj6wJENQTd66bvfDJcpMQ77pr6tt19
    Phosphuga rostrataCalosoma scrutatorCalosoma auropunctatum
    YGHvgnxC0oQJcfxaOSY9YUDOwBu6sFZUtVoYBn W88Cv8XDDVn1L9OFtQTt9tK 1grwZkdiw2U99wMa5dgg6bCxE5ZvQ
    Calosoma semilaeveCalosoma scrutator

    Hemípteros

    Los antocóridos son pequeños depredadores de ácaros e insectos de pequeño tamaño y cuerpo blando, como pulgones, trips, ninfas de mosca blanca, araña roja y pequeñas larvas de homópteros, huevos de lepidópteros e himenópteros. Ponen sus huevos en las hojas infestadas por las plagas. Al eclosionar los huevos y emerger las ninfas, detectan a sus presas por el sentido del tacto. Poseen un aparato bucal de tipo “picador-chupador”, una especie de estilete que que usado para penetrar y vaciar los fluidos vitales de sus víctimas. 

    b1cEgBy6V5D51wnXCKLdbaDmZmYRhOzQ PUdhzwGQ6lJjEqYwugoqHUeCbOftF6aDFeFPZaO9dDMrNgUP0Eb1tkh5jCTdL7K57o7LHByDj6IBMzO n epENB7Bf3jJW4T4dXPWtzAIzZNfHg1oUEoTJkg3e8JRsCHwJEusFGdQypF64Jc1vY2g3MqgTz WXmTwJFETQHNTJRZV8L4QSEi0a5MX74TJdJ rECVGkhG1 wVD90jaT30KH7bTdj6mENwMuLSgDEKXlFpmz8RKUWJv7lAJTE6N
    Orius laevigatusAnthocoris NemoralisOrius albidipennis

    Cuando existe una alta densidad poblacional, los antocóridos matan más presas de las que necesitan para su alimentación. Por este motivo se utilizan con frecuencia en el control de plagas en invernaderos.

    Destaca la familia Orius en su comercialización, por ejemplo Orius laviegatus, como agente de control biológico en la lucha contra Tetranicus urticae y trips.

    Geocoridos

    Los geocoridos son pequeños insectos depredadores, aunque también se alimentan de plantas. que se encuentra usualmente en sistemas agrícolas. Son insectos grisáceos y pequeños, pero larvas y adultos se identifican por sus grandes ojos. Poseen un aparato bucal punzante-chupador que es usado para drenar fluidos de los huevecillos de palomillas, orugas, thrips y ácaros.

    BnVTkGy2s4yt53wVSxyhkf zDkaaDgZFBAgNeA7pVR53a3LwFvuFe5I47cVq3OKjqgOdwtYlOTg8 G6nJjA3uNDKFnaGyH4HM2nr 4C9PX2iXw0RdF6JNLbWkNXxS62rO2zBVPT6LigPTBldu9Dv qnA6e rw2o5Xr5XSZdC b8ffK CirsyPsKoBK9mWHka1 VTVyuLXIrPA7Jc4GRvFbtUeNAI979W Q1IgQCGnzhbNL8VvG7TMzh7Kgxhs1XMn 85qYPngXyoRz0Sw6aHAj8WQKNcp FZaK60r4fPJ1DltthpMx8DsJNMPEueZHJxCwt 336GGbm9DxuSvCRKaw AaWniv ytCeDPAXVEPxK2wr8L30CF6aWyJ6xVbDR6BwskZDBftfC cBIQ92A UPN
    Geocoris uliginosisGeocoris megacephalusGeocoris lineola

    Nábidos

    Ninfas y adultos de los nábidos, o insectos damisela, son depredadores de diversos insectos plaga, como pulgones, huevos y larvas de lepidópteros, ácaros, e incluso otros hemípteros. Tienen el cuerpo alargado, de color gris pálido amarillento, y tiene unas patas delanteras que les permite atrapar y manipular a las presas. Frecuentan la alfalfa y los pastos en general.

    3Rlbi8YPrcbmoGaWiV4mWIpR Yi2nNTM IGJpjuVLjXqBh399GoVFsSph97IH7eHYIRlj9QtwIcccuQhFsnMKyEzfE7Bt4lNWKAiAJ11kXbmiFlszIz30LffOb0u93Y dfWCbRXHJFMxappl8ptZKZ9XaKsV0LqpI9IaeZbbV4 PgNSRSEu cAGF8mVbjpkhsSJ3NbVbXS1AFdrQQTvyAvzRWBoHz f6UC4vhAtYrBP2oJ3gzuSIGyWzlWNY tpeyjRuttjUlwQmzZITNpxATdRbdeCEU kN
    Nabis rugosusNabis ferusNabis flavomarginatus

    Reduvidos

    Existen cerca de 7.000 especies de reduvidos. Entre los miembros más conocidos están las chinches asesinas. Se alimentan de pulgones, larvas de lepidópteros, escarabajos y chicharritas. Se caracterizan por un aparato bucal picador-chupador, que les sirve para inyectar una saliva letal, que licúa el interior de las presas y le permite absorver el interior disuelto de su víctima. Además algunos de estos hemípteros tienen unas patas cubiertas de finos pelos, que les sirve para sujetar a la presa mientras la comen.

    Los reduvidos son depredadores muy eficientes contra las plagas de insectos minadores, como la Tuta absoluta, devorándola en todas las fases de su ciclo de desarrollo biológico, ya sea huevos, larvas y adultos de la plaga. 

    Cubiertas vegetales, setos, plantas banco y flora espontánea facilita la presencia de estos depredadores.

    KzEFVVALhA8DjdHCTeItcVOZ7xalbkLjC7PPXiSxMYVPjmhAa9p dAqmdBqPXYV2ORTYgNRR1x0 MjARSlE ZASVONWhGwIsQ5wNhDqHBZ6DQKKEbpe cp2sd0NSZjvWf3MX2L2Y 410FMGYZXyfjDu0ZF6p0IAhzV NW9LnSoUP06NRbbvUq4F4MGozfWEJ1zL3faMhNNCFzEUEqAzPWKJREX06ycmBkbtLowYBiYViovujQMAPitlWd XOOSBksXdnBZyLkPThJZXpLpjEj2GXRdOZ t4efBpVoZc59CtNSt7pANYtKR otVTQCRS28l6ghv4O4o26UcU6N
    iracundusRhynocoris annulatusCoranus subapterus
    2yd6wIRPjDVwkH9rvkVyjwFP7ZyAQJCd HhBWL08Li ajNJWr2ikPN9bmb3PAKBfCSr8tTC0HVsyCcglXAxTqk1vBBQi618DNWT
    Rhynocoris erythropus

    Pentatómidos

    Los pentatómidos son una familia de insectos hemípteros que incluye a las chinches boticarias y las chinches hediondas. Se les llama así porque, cuando son molestadas, emiten un líquido maloliente. Muchos pentatómidos son considerados plagas de la agricultura porque la mayoría son herbívoros, y porque algunos se han vuelto resistentes a los plaguicidas. Son una amenaza para el algodón, el maíz, el sorgo y muchos arbustos y enredaderas ornamentales. Pero la subfamilia Asopinae son depredadores de otros insectos. Hay algunas especies beneficiosas, como Podisus maculiventris, capaces de atacar a plagas como el escarabajo japonés, cocinélidos herbívoros de la subfamilia Epilachninae y otros.

    QckTCx2pt5qneq LQ2 0wFvw2GDxUI5Z5ZECW V7I0WW3Mgd06hJdl06A 3FbFRJpl6vYGfmDfpxw4T4OLRpvfJyZUUY516Mj1IQI 79MThlclc8QkCI7S 5miqlHFZ8NquNFjZ
    Podisus maculiventris

    Los insectos de la subfamilia Phymatidae se caracterizan por su hábito de esperar inmóviles por las presas, sin ser detectados, gracias a su camuflaje. Tienen unas patas delanteras con las que atrapan a sus presas, las cuales pueden llegar a superar su tamaño más de 10 veces. Se alimentan de abejas, moscas, mariposas y chinches. 

    SlAn8Katab6q94kz7I677CqViT5BhnzGafr6fbfzHBY4Njz3hgwsKUsTf5wkC9liDn7CwJLXUB7A8PeNgzLqzmICu9ITUui pP4 42LEOlwywnd 9fTYR4qQ6RQTET2clqSV4C6RoWEQ3KCk lVu1eaKMJ2BIgDccWy vmuZw3XmwlobCtHX4TDeNffkoeujGc0rmKDDWOPjWEcyd6DIRZDI2Fa5OoBSZ9vN8VJf5WArU3NOrQt9v Ogn1IQouJ1bhnR16TqneCV0j4n
    Phymata americanaPhymata monstrosaPhymata crassipes

    Dípteros

    Asílidos

    Los asílidos son eficientes depredadores en todas sus fases de desarrollo biológico (aunque las larvas son más voraces que los adultos), y mantiene equilibradas las poblaciones de saltamontes, escarabajos, avispas, abejas, moscas y arañas. Su tamaño varía, de los milímetros a varios centímetros. Tienen colores llamativos, como el naranja vivo, o el azul metálico. Tienen 3 características morfológicas que les resulta muy útil en su función depredadora de insectos: sus largas y fuertes patas, con gruesos pelos y “espinas” que le ayudan a mantener sujeta y manipular a su presa, un “bigote” característico que le protege la cara cuando combate con sus víctimas, y una trompa en forma de probóscide que le sirve para inocular a sus presas una saliva que contiene enzimas neurotóxicas y proteolíticas que le sirve para licuar las proteínas de la víctima, y absorber fácilmente a su presa.

    Las hembras depositan sus huevos en una variedad de sustratos. Las larvas se encuentran a menudo en la materia orgánica en descomposición, en estiércol, en madera semi podrida, o en el suelo. En la mayoría de las especies de la familia las larvas son omnívoras y suelen comer los huevos y larvas de otros insectos.

    Sírfidos

    Los sirfidos, comúnmente conocidos como moscas de las flores, son doblemente útiles para la agricultura. Por un lado, sus larvas son voraces depredadores de pulgones, escamas, mosca blanca y pequeñas larvas de lepidópteros, como Plutella xyllostela. Y por otro, los adultos, que se alimentan de néctar y polen, ejercen la función de polinizadores. Los adultos adoptan el aspecto de abejas y avispas (himenópteros), con los que se suelen confundir. Las larvas tienen apariencia de gusano con un cuerpo grueso que se estrecha a una cabeza puntiaguda. Pueden ser amarillentas, rojizas o verduzcas.

    ffRQFzWlGtzPochdjjK2fpx IQq3wGXGwVxvno3zPv97q9rSrJJ WUbIJclWPgZdzB7JNajJ4LNiVkZz6MzJt77 M7SnNBhRGvd oqMuWmhaIutP967oZDy5pYgngyURsvRuVghb67eJVs03zzFsGKpQfwYDhySKP1 q lsnd4LGDfWO8XCbWFswX155qe1jj CHxG8BHWKkL0gwIbFK2gYqhboUmF66h9FyO tpt1bO2qXK37lGncmTYun1Pj17VQB22eTOoTybDsQs
    Scaeva pyrastrEpisyrphus balteatus

    Neuropteros

    Crisópidos

    Los crisópidos adultos se dividen por su hábitos alimenticios en depredadores y en los que se alimentan de melaza, néctar y polen. Las larvas de las crisopas verdes (Chrysoperla carnea), son depredadores generalistas, cuyos entornos suelen ser los cultivos, el campo y los jardines. Cuando se trata de un depredador autóctono, aparece de manera espontánea en todos los cultivos donde se desarrollan sus presas, si éstos no han sido sometidos a control químico.

    Sus larvas se alimentan de pulgones, escamas,mosquitas blancas, ácaros, huevos, larvas de lepidópteros, cochinillas de los cítricos y algodonosas, escarabajos y trips. Cualquier plaga de cuerpo blando es una posible presa. Los adultos se ven atraídos por el olor de la melaza de los áfidos, por lo que ponen sus huevos cerca de las colonias de estos. Las larvas detectan la presa por contacto, pues no tienen los sentidos muy desarrollados salvo el tacto. Atacan embistiendo a su presa, e inyectándole enzimas a través de sus puntiagudas mandíbulas. Con dichas enzimas consiguen disolver el cuerpo de su presa, y lo succionan. 

    La crisálida verde es un depredador muy comercializado como medio de control biológico de plagas. Pero los individuos adultos no son depredadores, y por tanto no se comercializan, pues pueden volar y no cumplir su función depredadora. Por otro lado las larvas son caníbales, por lo que para su comercialización deben ser separadas. Necesitan una gran cantidad de alimento cuando son liberadas.

    ZOEzlAYQcmOIvbc4XgZWbmhyGAp7aILLVhzhvQTzrzYR8H5H QzlFD0L Or6DgMkk0DQf44MTa8GQC5 YDjSKCIbAiE4a8b9eWwSrDKWX6ozaGCthAr3M4jp0pqR5 2nFU6QL5QxQN3p8AnuLw 8mZQuU tTXEqk3y2f7zuVsm80GroToJXhtjajDKcrr4 fPk1Oq1q8RATnLq1M0gaOPbrNRUTAgN pRQWBmQMvq7Zc 4Sg6msziFZ X4X fbAK w wKoZfdBHXPI
    Chrysoperla carneaChrysoperla externa
    BAv0EFp d4HrMDU9AXNgWbPGLv1yzeqkn9AdxopNW HjR4djdz6aZMAS0 wF0pCpM5lBjPgJ2OYs3wlyotAS PYGvi IOMz5b r uXnLFijFinhLhlIohmYDoM RV0hQ2I7kFKaT
    Huevos de Chrysopa carnea

    Hemeróbidos

    A diferencia de los crisópidos, los hemeróbidos son insectos depredadores tanto en su fase larvaria como adulta. Se alimentan de una amplia variedad de pequeños insectos, como cochinillas, píslidos, trips, ácaros, mosca blanca, pulgones, orugas, saltamontes, etc. Se les conoce comúnmente como crisopas pardas.

    Las hembras depositan los huevos en los troncos u hojas de las plantas en pequeños grupos. Al eclosionar, las larvas se alejan y no se alimentan durante las primeras 24 horas de vida. El aparato bucal de las larvas actúa inyectando enzimas y succionando el cuerpo licuado de su presa. Las larvas más grandes canibalizan a las más pequeñas. 

    Los adultos son depredadores voraces, especialmente de pulgones. Como entorno, prefieren la vegetación arbustiva a la arbórea, y muy pocas especies se encuentran presentes en áreas abiertas o en praderas. Por lo general su mayor actividad nocturna.

    Los hemeróbidos son la familia con más especies de los neurópteros. A pesar de ello, solo algunas pocas especies han sido utilizadas en programas agrícolas de control biológico en la agricultura. Se ha utilizado el Sympherobius amicus contra los Pseudococcidae, Syphobius barberi y Nesomicromus navigatorum, contra la chinche harinosa y plagas de áfidos. El problema de la comercialización de los hemeróbidos reside en la dificultad de su producción masiva, pues necesita como alimento presas vivas, y al canibalismo voraz en su fase larvaria.

    mSXPwjAHGo0 gcN54bMifZnBoq2h9C1dFjM BS65 OqyxabAep3ZNdmG5SJVIzIO5NMR75ZS firGU6FODLIADWT3anFc8v6oNmmVY96z0yO jSCIllbShUnnoEP0shRZ8kckQjDlOCnE 1u99PFdLVPXER9KtSe4TLtoTHjpadcqWzIWNs2xB3UV1PfnMKql LHGBoS3CdcdvpNSP5mgdygM7pYH9tV8NHB9bmZX1SFm DCL42sf0Bp9404qTImse3CEHyLAV4Gun6h2mdjRdQEUqEzE6PibzSonPgMr QPa5pTr8Voo1WoiZnIthi59sk5eEdoSwu ZUdZz46aRnuG4XhwDuK5SAvR0onZ4elzZVfy0e4paqts1FsmtRCh
    Micromus angulatusHemerobius micansHemerobius marginatus

    Hymenópteros

    Formícidos

    Existen especies de formícidos, comúnmente hormigas, que se alimentan de cultivos, como Atta insularis, que pueden deshojar plantas completas para trasladar los fragmentos de hojas como sustrato de cultivo para el hongo Attamyces bromatificus Kreisel del cual se alimentan.

    También se considera a las hormigas como perjudiciales para los cultivos porque mantienen una relación mutualista con ciertos insectos como los pulgones, moscas blancas, cóccidos y pseudocóccidos, los cuales segregan una melaza que constituye un recurso nutricional para las hormigas. Y para proteger ese recurso, las hormigas protegen e impiden la actividad de depredadores y parasitoides. 

    Pero las hormigas tienen un importante papel en los ecosistemas y en la agricultura, como transportadoras de semillas, depredadoras de otros insectos y mejoradoras de la estructura del suelo. 

    Algunos agricultores han regulado plagas en los cítricos con la hormiga tejedora Oecophylla smaragdina, y han controlado algunos lepidópteros barrenadores en las plantaciones de caña de azúcar introduciendo colonias de Tetramorium guineense. Varias especies de hormigas tienen hábitos como depredadoras de otros insectos, como es el caso de las especies Pheidole megacephala y Tetramorium bicarinatum .

    hLME rDDOo DVVwtNwYnvbttPyesGjIDzMoeCrrRkV37tnlUU15HtfLCnoV7OKaAkztaeKM
    Oecophylla smaragdinaPheidole megacephalaTetramorium bicarinatum
    y1FDE8rAvIdPEdP7qs1cPEwDnSK446a0RaMvKdIDi8nJEaQYGCvsO60Lx7Ohpet89YSXMJnygYy7zD9Oq9xu0NMc2ssej8eumzSTAaHheVI5v6UDbYV9GHqAmD5Lev8CHBD S84
    Wasmannia auropunctata

    Ciertas especies de formicidos han sido introducidas como controladores biológicos de plagas, como es el caso de Pheidole megacephala para el control del tetuán del boniato en Cuba,  Wasmannia auropunctata para el control de plagas de cacaotales en Gabón y Camerún.

    En la América tropical y subtropical se han detectado que Tetramorium bicarinatum y Pheidole megacephala actúan como depredadores del picudo del plátano (Cosmopolites sordidus Germar) y el tetuán del boniato (Cylas formicarius Fab.).

    Forficúlidos

    Los forficúlidos, comúnmente denominados tijeretas (Forficula auricularia) son depredadores ciertas especies de pulgones (Aphis spiraecola, A. gossypii y Toxoptera aurantii), huevos y larvas de lepidópteros y palomillas. Como insecto de control biológico de plagas son muy valoradas en los cultivos del manzano, para el control del pulgón lanudo (Eriosoma lanigerum). Otras especies de forficúlidos, como Doru Lineare, es un importante depredador de huevos y larvas neonatas del gusano cogollero (Spodoptera frugiperda)

    Son insectos omnívoros, capaces de vivir de materia vegetal (viva o muerta), de carroña o insectos vivos. Por tanto, ocasionalmente pueden provocar daños en la planta, en brotes nuevos y frutas blandas y hortalizas.

    PySDD0Zkk27XSw4wSUdGerQNzRQ XT9wqQ7o64N XIMtiR yi54Wp8j 3VdLZ80JZwmVfNZntnXP1SsFZojk0wIsw0YHeF9egJXCKKGJyE1FuXOJuT479WE45t XTaOFbe12yXoQ
    Forfícula auricularia

    Mántidos

    Los mántidos, comúnmente conocidos como mantis o “santateresas”, son especies de insectos carnívoras, que se alimentan de pulgones, ácaros, larvas de lepidópteros, coleópteros, etc. Son depredadores generalistas, pero no se considera que desempeñen un papel importante en el control biológico de las plagas de los cultivos, principalmente debido a su baja capacidad reproductiva, y a lo prolongado de su ciclo biológico, que puede durar un año. Además, las hembras de muchas especies se alimentan del macho después de la cópula, con el fin de obtener una fuente de proteínas para la formación de los huevos.

    bemBgS96aQ6oKY7CgbmnIOhBceYDbaEFp 26PNKdK nfpndUsAqSMk7nUNw0tZJw66tmZXHThSzb7rc8J WasYkUucjDhrRtBm pFgLZbjW1qMrjrKWWV14wOiEU0Ye8ntPNLyXINKrGKj 19TsO7369BRpFHl1TYB8ylEk37lCCDshrYYSoKaEWMBPgwgrAjSzZdOyvyibnjeEDg3q45mZZh1Wjj63KK1t57NttqQzzA2SbaWdpAUI2XdGzYNfR3UMfgV8XYqU9eMr
    Mantis religiosaSphodromantis viridisPseudoyersinia paui
    auprB3MR2e2q4VoK UYIxy5a4g29tDFN5TTMnnodXtCvpowm6BW5rz5W3yfqo FnFDkHH2vQuryi9y9Ith4KJZ5TrrBI79BF3AWUDl4
    Ameles decolor

    Ordonatos

    Zygoptera y Anisoptera

    El orden taxonómico de estos insectos se divide en Zygoptera (caballito del diablo) y Anisoptera (libélulas). Morfológicamente se diferencia por el tamaño y posición de los ojos, la posición y el tipo de las alas, etc. Respecto a los hábitos depredadores, las libélulas se caracterizan por cazar sus presas en vuelo, al contrario que los caballitos del diablo, que cazan a sus presas posadas. 

    Tanto las ninfas como los adultos son depredadores voraces, incluso caníbales, y se alimentan de juveniles de peces y otros organismos acuáticos. Los adultos depredan insectos de cuerpo blando, como moscas, mosquitos, mariposas y otros ordonatos, en todos los estadios de desarrollo.

    qGVaYAmfABEfi2hU1Imm2ntAAya6N4Rq0pXuS2W5sevkllSoG8Rk UGc6uhlqcSJi4MlZ dvsvCJsAcsm15
    Zygoptera-Sympecma fuscaAnisoptera – Sympetrum danae

    Ácaros depredadores

    Existen ácaros tetraníquidos que son graves plagas de los cultivos agrícolas, como Tetranychus urticae (araña roja) o Panonychus ulmi (araña de los frutales). Pero también existen ácaros depredadores, de thrips o huevecillos de insectos. Unas 27 familias de ácaros depredan o parasitan invertebrados pero solamente ocho son importantes para el control biológico: Phytoseiidae, Stigmaeidae, Anystidae, Bdellidae, Cheyletidae, Hemisarcoptidae, Laelapidae y Macrochelidae

    Phytoseiulus persimilis

    Los fitoseidos, son muy importantes en el control de ácaros tetránicos. Sujetan la presa mediante unas piezas bucales acabadas en punta con tienen forma de pinza, utilizando unos pequeños estiletes que clavan en la presa, inyectan la saliva digestiva y absorben el alimento en forma líquida, ya que no pueden ingerir alimentos sólidos. 

    Una hembra adulta Phytoseiulus persimilis pueden consumir más de 20 huevos de Tetranychus urticae al día.

    Los fitoseidos son importantes en control biológico aumentativo porque se han podido producir masivamente y comercializar. Se liberan varias veces al año los individuos criados en laboratorio para incrementar la población de enemigos autóctonos.

    Las arañas (Araneae) son todas depredadoras, pero raramente están especializadas en las especies de presas que consumen, por ese motivo no tiene interés su comercialización. Aunque se puede decir que tienen gran importancia como agente de control biológico.

    Caracoles y vertebrados

    Algunas especies de caracoles depredadores (como por ejemplo Euglandia rosea, Rumina decollata), se usan como agentes de control biológico clásico contra caracoles fitófagos invasores. Uno de los problemas colaterales que puede tener la introducción de una especie exótica para su asentamiento y control de una plaga puede ser el modo en que afecte a otras especies. Por ejemplo, la introducción de E. rosea en las  islas del Pacífico para controlar al caracol terrestre gigante africano, Achatina fulica constituyó un desastre ecológico porque E. rosea tiene muy poca especificidad de presas y su introducción causó la extinción de otros caracoles terrestres autóctonos. 

    Aves, murciélagos y, en menor medida, anfibios, realizan un papel significativo en la lucha contra las plagas. Pero difícilmente consumen insectos de forma selectiva, con lo cual es difícil integrar su acción depredadora en un programa de control biológico de plagas.

    Software agrícola de control de plagas

    “El secreto de ir avanzando es empezar”

    – Mark Twain

    FuturCrop calcula previsiones a corto plazo de la actividad de 179 plagas agrícolas, a partir de los umbrales de temperatura acumulados, asociados a las etapas críticas de su ciclo biológico.

    Las previsiones de FuturCrop indican, para un día determinado, el estado de la etapa del ciclo biológico de la plaga y el día para realizar el tratamiento más eficiente.

    Multimedia

    Videos sobre control biológico