Blog

Consejos para un uso responsable de pesticidas

Consejos para un uso responsable de pesticidas

Futurcrop - 16-02-2018

Son innegables los beneficios económicos que ha generado el uso de plaguicidas para aumentar la productividad de los sistemas agrícolas. Pero cada vez se conocen más los riesgos de la aplicación masiva de esas sustancias tóxicas, para la salud de las personas, para la biodiversidad y el medio ambiente.

De la gran cantidad de pesticidas que se aplican, sólo un pequeño porcentaje alcanza a las plagas de una manera eficiente, cuando éstas son vulnerables al tratamiento. FuturCrop es el único software que te indica en qué fase de desarrollo se encuentra la plaga, para optimizar y reducir el número de tratamientos.

 

 

Post relacionados

Residuos de pesticidas en los alimentos

El problema de la determinación del Límite Máximo de Residuos de Pesticidas (LMR)

Resistencia de las plagas a los fitosanitarios, por el uso y el abuso

La toxicidad de los productos fitosanitarios

Ver mas
Software para una agricultura sostenible

Software para una agricultura sostenible

Futurcrop - 13-02-2018

Se ha demostrado que el uso repetido e indiscriminado de pesticidas no es una opción viable a largo plazo, que pueda garantizar la sostenibilidad de la agricultura futura, principalmente por sus efectos en la degradación de los suelos, el deterioro del medio ambiente y la contaminación del agua. Por otro lado, el problema de la presencia de residuos en los alimentos de los pesticidas utilizados contra las plagas se ha “resuelto” estableciendo un límite considerado seguro en su acción individual sobre la salud humana. De hecho, ya la determinación de límites seguros de residuos de pesticidas es cuestionable. Pero es más preocupante que ningún estudio haya analizado aún el efecto sobre la salud humana de la acción conjunta de los múltiples pesticidas utilizados en un único producto agrícola, o la acción conjunta de los pesticidas que ingerimos por diversas vías.

Las demandas de los consumidores, que establecen las leyes de mercado, y las nuevas regulaciones de los países respecto al control de plagas en la agricultura, son cada vez más exigentes en la utilización de métodos alternativos o en la limitación del uso de pesticidas.

A pesar de que los agricultores empiezan a considerar la variable medioambiental como un factor de producción  tan importante como la tierra, el capital o el trabajo, las técnicas de producción agrícola intensiva respecto al control de plagas continúan practicando el principio de “más vale prevenir que lamentar” y por ello emplean intensivamente plaguicidas de amplio espectro, que son aplicados sistemáticamente, (un calendario, digamos), en ocasiones incluso sin estar presente la plaga en los cultivos. Generalmente, se combina un número reducido de materias activas, que se repiten varias veces en una misma campaña. Pero estas prácticas tienen varios inconvenientes:

  1. Aparición de resistencias a los productos utilizados por parte de las plagas que se intentan controlar.
  2. Favorece la aparición de nuevas plagas al eliminar parásitos y depredadores naturales.
  3. Existe un alto riesgo de intoxicación para el aplicador
  4. Y, cómo hemos visto, genera residuos en las cosechas 

El riesgo que asume el agricultor a una pérdida de la cosecha es la causa principal de su resistencia a la utilización de otras metodologías más eficientes pero que requieren mayor intensidad en los muestreo de los cultivos y en ocasiones una formación técnica considerable.

Sin embargo, las nuevas tecnologías simplifican el proceso de supervisión y control de los campos, así como la disponibilidad del conocimiento del experto. De hecho, FuturCrop actúa como lo que en Inteligencia Artificial se denomina un sistema experto automatizado. A través de un ordenador, una tablet o un smartphone accedemos a un programa informático en cuya base de datos se sintetiza una parte del conocimiento de un experto entomólogo agrícola, relacionada con la fenología de las plagas. Dicho conocimiento permite al agricultor

  1. Minimizar el tiempo de dedicación que requiere la supervisión de sus cultivos.
  2. Planificar y realizar los tratamientos según las necesidades y la oportunidad.
  3. Recibir avisos de riesgos para zonas concretas y referente a sus cultivos.
  4. Determinar la necesidad real de la intervención
  5. Reducir el número de tratamientos al ser más eficientes.
  6. Disminuir la contaminación ambiental y disminuir significativamente los residuos químicos de sus cosechas.

Post relacionados

¿Y si se sumara el coste de los recursos medioambientales a los costes de producción agrícola?

Residuos de pesticidas en los alimentos

El problema de la determinación del Límite Máximo de Residuos de pesticidas

Resistencias de las plagas a los fitosanitarios, por el uso y el abuso

La toxicidad de los productos fitosanitarios

La informática aliada para acotar los daños por plagas en la agricultura

FuturCrop, novedad tecnológica en la lucha contra las plagas, página 26

Ver mas
Control de las principales plagas y enfermedades del maíz

Control de las principales plagas y enfermedades del maíz

Futurcrop - 08-02-2018

Las plagas y enfermedades son una de las principales causas de la reducción del rendimiento en el cultivo de maíz. Bien por los daños que causan en el cultivo o bien por la transmisión de enfermedades que lo atacan gravemente. Son varias las plagas del maíz, que podemos clasificar según el tipo de daños que realizan en la planta: plagas del suelo, taladros y barrenadores, insectos y ácaros chupadores, etc. Estas plagas atacan principalmente al maíz en sus diferentes etapas de desarrollo. Por esa razón es importante conocer la correlación entre unas y otras para realizar un adecuado control. De hecho, los daños de las plagas en el maíz se diferencian según el tipo de plaga que lo ataca.

 

El control de plagas del maíz según las etapas de desarrollo del cultivo.

Algunas de las etapas del desarrollo de las plantas de maíz son más susceptibles que otras al daño provocado por las distintas plagas. Y el grado de susceptibilidad del cultivo del maíz a los daños causados por las plagas dependerá de su estado de desarrollo.

Desde la germinación de la planta hasta que la planta llega a su máximo desarrollo, se puede indicar la siguiente relación entre el desarrollo del maíz y el ataque de las plagas:

  • En la siembra y hasta poco después de la germinación, es preciso controlar principalmente los gusanos del suelo o gusanos grises, los gusanos del alambre, etc. Se alimentan de la semilla o del cuello de la planta joven. Son muy perjudiciales hasta que la planta tiene 6 o 7 hojas.
  • Cuando la planta de maíz tiene ya más de 8 hojas, pueden empezar los ataques de los gusanos trozadores (como las larvas de primera generación de Sesamia nonagrioides), el gusano cogollero, la rosquilla verde, la rosquilla negra (gardama), el gusano soldado, la oruga militar, orugas filófagas, etc. También el maíz puede ser invadido por pulgones y por cicadéllidos. También ácaros, larvas de diabrótica, etc.
  • Cuando la planta de maíz tiene ya más de 12 hojas, y el tallo muestra un crecimiento rápido, desde que se  se visualiza la espiga del maíz, ya en la madurez fisiológica del cultivo, pueden coincidir en el campo la segunda generación de adultos de Sesamia y Ostrinia y se produce la segunda generación de adultos de Mythimna. También se puede producir el ataque de Heliotis, el ataque de pulgones y la proliferación de la araña roja.

Para los muestreos de los cultivos, la visualización de los daños y la identificación del problema es útil el conocimiento de la relación entre el desarrollo del cultivo y el ataque de las plagas en cada fase o etapa.

 

Fenología del cultivo y fenología de las plagas.

Habitualmente, cuando se habla del desarrollo biológico de los cultivos se mide en términos de una escala de tiempo, en días a partir de la siembra. Pero no se tiene en cuenta que el ciclo biológico de los cultivos está relacionado con el genotipo de la planta, y con los factores climatológicos. Maíz plantado con el mismo genotipo, en diferentes condiciones climatológicas, puede presentar diferentes estados de desarrollo, transcurridos los mismos días. De hecho, la climatología determina no sólo el desarrollo de la planta sino que determina también el desarrollo de las plagas.

 

Teniendo en cuenta el grado de desarrollo del cultivo y conociendo los períodos de desarrollo de la plaga, especialmente los correspondientes a la puesta de huevos y el nacimiento de las larvas, podemos controlar entonces la formación de las plagas desde su inicio, y su posterior desarrollo poblacional.

 

Mediante el registro y análisis de los datos climatológicos de todo el mundo, FuturCrop controla el desarrollo biológico de importantes plagas que atacan al maíz para una localización específica. Se controlan todas las plagas, aunque no sean específicas de una región, porque la facilidad con que actualmente las plagas se adaptan a nuevos entornos, debido al cambio climático y al comercio internacional de productos agrícolas, es necesario que el técnico o agricultor sea el primero en recibir avisos personalizados del posible desarrollo de nueva plaga en sus cultivos, sin necesidad de esperar a los avisos fitosanitarios oficiales, que en ocasiones llegan cuando la plaga ya es difícil de controlar.

 

Especial importancia tiene el control de las plagas transmisoras de virus que afectan gravemente al maíz, que se detallan al final de artículo.

 

 

Principales plagas del maíz y su control mediante FuturCrop:

 

NEMÁTODOS

 

Estado más vulnerable de la plaga

Daños

Medidas de prevención

Control biológico


Todo el ciclo de cultivo.

Dañan las raíces, siendo éstas menos eficientes en la absorción y transporte de agua y nutrientes. Se puede detener el crecimiento de la planta y favorece el ataque de otros patógenos.

Rotación de cultivos.

Hongos nematófagos

 

FuturCrop envía automáticamente avisos al usuario de cambios en el ciclo biológico de varias especies de nemátodos, para que pueda precisar los momentos de monitoreo y tratamiento:

 

Plaga

Cultivos

Alarmas de riesgo

Meloidogyne sp.

Tomate, Patata, Guisante, Maíz, Trigo, Aveno, Alfalfa, Zanahoria, Cebada, Remolacha azucarera, Quinoa, Melocotón, Manzana, Pera, Pimiento, Berenjena, Calabacín, Calabaza, Maíz, Sandía, Trigo, Mango, Banana, Papaya, Arroz, Algodón, Platano, Cacao.

Depende de la especie. Por ejemplo M. Chitwoodi


Iniciación en la raíz, hembras que producen masa de huevos, Primera generación de adultos, eclosión de 2ª generación, eclosión de 3ª generación.





TALADRADORES



TALADRO DEL MAÍZ (Sesamia nonagrioides)

 

Estado más vulnerable de la plaga

Daños

Medidas de prevención

Control biológico

Primeros estadíos larvarios

Debilitamiento del tallo, reduciendo el vigor de la planta y la reducción del peso final del grano.

Rotación de cultivos. El picado y enterrado de rastrojos a finales del invierno.

Parásitos como el díptero Lydela thompson.

 

FuturCrop envía automáticamente avisos al usuario de cambios en el ciclo biológico del taladro del maíz, para que pueda precisar los momentos de monitoreo y tratamiento:

Cultivos a los que afecta

Alarmas de eventos de eventos

Maíz y Sorgo

1ª generación: adultos

2ª generación: adultos



PIRAL DEL MAÍZ (Ostrinia nubialis)

 

Estado más vulnerable de la plaga

Daños

Medidas de prevención

Control biológico

Estadio de huevo y primeros estadíos larvarios.

Mordiscos y pinzamientos de las hojas, perforación de túneles en el interior del tallo. Se come el pedúnculo que sostiene el penacho y provoca la caída de este. Puede también atacar la mazorca

Picado y enterrado de rastrojos a final del invierno, para reducir la supervivencia de las larvas invernantes.

Parasitos como Lydella thompsoni, y depredadores, como los del género Orius.

 

FuturCrop envía automáticamente avisos al usuario de cambios en el ciclo biológico del Piral del maíz, para que pueda precisar los momentos de monitoreo y tratamiento:

Plaga

Cultivos

Alarmas de eventos

Ostrinia nubialis

Maíz y Sorgo

Generación de salida de invierno: primeras pupas, pico de pupas, primeros adultos, primeros vuelos, pico de adultos, primeras puestas, pico de vuelos.


1ª generación: pico de larvas de 1er estadío, primeras larvas de 2º estadío, pico de larvas de 2º estadío, primeras larvas de 3er estadío, pico de larvas de 3er estadío, primeras larvas de 4º estadío, pico de larvas de 4º estadío, primeras larvas de 5º estadío, primeras pupas, pico de larvas de 5º estadío, pico de pupas, primeros adultos, primeros vuelos, primeras puestas, pico de adultos, pico de vuelos, pico de puestas.

2ª generación: primeras larvas de 1er estadío, primeras larvas de 2º estadío, primeras larvas de 3er estadío, pico de larvas de 1er estadío, primeras larvas de 4º estadío,  pico de larvas de 2º  estadío, primeras larvas de 5º estadío, pico de larvas de 3er estadío, pico de larvas de 4º estadío, pico de larvas de 5º estadío.




OTRAS LARVAS




GUSANOS GRISES (Agrotis sp.)

 

Estado más vulnerable de la plaga

Daños

Medidas de prevención

Control biológico

Estadíos larvarios

Mordeduras que matan las plantas jóvenes. El daño puede ser muy alto si no se actúa en fases tempranas

Supresión de malas hierbas y plantas espontáneas de porte bajo, rastreo.

La bacteria Bacillus thuringiensis var. kurstaki.

 

FuturCrop envía automáticamente avisos al usuario de cambios en el ciclo biológico de los gusanos grises, para que pueda precisar los momentos de monitoreo y tratamiento:

Plaga

Cultivos

Alarmas de eventos

Agrotis ipsilon

Escarola, Tomate, Alcachofa, Ajos, Cebolla, Maíz, Puerro, Rábano, Arándano, Quinoa

1ª puesta de huevos, 1ª eclosión de huevos, larvas pequeñas, inicio 4º estadío larvas, larvas grandes, primeras pupas, últimas larvas grandes, primeros adultos



GUSANO COGOLLERO (Spodoptera frugiperda)

 

Estado más vulnerable de la plaga

Daños

Medidas de prevención

Control biológico

Estadíos larvarios

Provoca raspaduras en follaje tierno que después aparecen como áreas translúcidas. Posteriormente el daño afecta al cogollo, y al desplegarse el follaje se detectan daños en la lámina foliar. El daño es grave cuando la plaga ataca la inflorescencia del cultivo de maí­z.

Laboreo del suelo, y eliminación de malezas.

Debe evitarse el cultivo de maíz después de la alfalfa, praderas u otros cultivos plurianuales.

Algunos coleópteros se alimentan de las larvas de esta plaga. También la bacteria Bacillus thuringiensis, con bajas poblaciones y en primeros instares de larva.

 

FuturCrop envía automáticamente al usuario avisos de cambios en el ciclo biológico del gusano cogollero, para que pueda precisar los momentos de monitoreo y tratamiento:

Cultivos

Alarmas de eventos

Maíz, Sorgo, Fresa, Cacahuete, Soja, Arroz, Algodón, Quinoa

Eclosión, Instar 1, Instar 2, Instar 3, Instar 4, Instar 5, Instar 6, pupa, adulto, oviposición.




ROSQUILLA NEGRA, GARDAMA (Spodoptera littoralis)

 

Estado más vulnerable de la plaga

Daños

Medidas de prevención

Control biológico

Estadíos larvarios

Causan defoliación al morder las hojas. Si la oruga destruye la yema apical de crecimiento, la planta no se desarrolla

Eliminar malas hierbas.

Depredadores, como Orius spp., crisopas etc, Parasitoides (himenópteros), virus y hongos.

 

FuturCrop envía automáticamente avisos al usuario de cambios en el ciclo biológico de la rosquilla negra o gardama, para que pueda precisar los momentos de monitoreo y tratamiento:

Cultivos

Alarmas de eventos

Alcachofa, Judías, Maíz, Quinoa

1ª generación: eclosión de las puestas, primeras pupas, primeros vuelos de adultos, realización de puestas.

2ª generación: eclosión de las puestas, primeras pupas, primeros vuelos de adultos,  realización de puestas.

3ª generación: eclosión de las puestas, primeras pupas



ROSQUILLA VERDE, GARDAMA (Spodoptera litura)

 

Estado más vulnerable de la plaga

Daños

Medidas de prevención

Control biológico

Estadíos larvarios

Defoliación al morder las hojas. Si la oruga destruye la yema apical de crecimiento, la planta no se desarrolla

Eliminar malas hierbas.

Depredadores, como Orius spp., crisopas etc, Parasitoides (himenópteros), virus y hongos.

 

FuturCrop envía automáticamente avisos al usuario de cambios en el ciclo biológico de la rosquilla verde o gardama, para que pueda precisar los momentos de monitoreo y tratamiento:

Cultivos

Alarmas de eventos

Alcachofa, Judías, Maíz, Quinoa

1ª generación: eclosión de las puestas, primeras pupas, primeros vuelos de adultos, realización de puestas.

2ª generación: eclosión de las puestas, primeras pupas, primeros vuelos de adultos,  realización de puestas.

3ª generación: eclosión de las puestas, primeras pupas




GUSANO SOLDADO (Spodoptera exigua)

 

Estado más vulnerable de la plaga

Daños

Medidas de prevención

Control biológico

Estadíos larvarios

Especialmente dañina es a larva del cuarto instar, que come el 80 % del follaje total que consumirá en todo su ciclo

Destruir las malezas de gramíneas principalmente de la orilla de las parcelas. Un riego de auxilio ayuda a disminuir el daño en la etapa de germinación de la planta.

Depredadores: Chrysopa carnea, Coccinella septempunctata L. y Orius spp.


Parásitos, Hyposopter didymator y Sinophorus sp. aunque con porcentajes muy bajos de parasitismo.


Patógenos: el VPNSE o “virus de la poliedrosis nuclear de S. exigua”, la bacteria Bacilus thuringiensis var. Kurstaki

 

FuturCrop envía automáticamente avisos al usuario de cambios en el ciclo biológico del gusano soldado, para que pueda precisar los momentos de monitoreo y tratamiento:

Cultivos

Alarmas de eventos

Almendro, Lechuga, Tomate, Patata, Col, Guisante, Judías, Trigo, Apio, Oliva, Remolacha, Remolacha azucarera, Arroz, Colza, Espárrago, Algodón, Tabaco, Quinoa

Huevos, pupas hembra, pupas macho, larvas hembra, larvas macho, adultos hembra, adultos macho.





ORUGA MILITAR DE LAS SOLANÁCEAS, ORUGA MILITAR GRANDE (Spodoptera cosmioides)

 

Estado más vulnerable de la plaga

Daños

Medidas de prevención

Control biológico

Estadíos larvarios

Se comporta como defoliadora, consumiendo las hojas en su totalidad desde el borde hacia el interior.Puede respetar las nervaduras más gruesas. En las etapas reproductivas del cultivo se alimenta de vainas.

Ajustar fechas de siembra

 



FuturCrop envía automáticamente avisos al usuario de cambios en el ciclo biológico de la oruga militar de las solanáceas, para que pueda precisar los momentos de monitoreo y tratamiento:

Cultivos

Alarmas de eventos

Maíz, Sorgo, Aveno, Alfalfa, Cacahuete, Soja, Girasol, Arroz, Algodón

Huevos, pupas, larvas/ninfas



HELIOTIS (Helicoverpa armigera)

 

Estado más vulnerable de la plaga

Daños

Medidas de prevención

Control biológico

Estadío de huevo y primeros estadíos larvarios.

Las puestas de los adultos correspondientes a esta primera generación suelen ser depositadas en las sedas tanto de las espigas tiernas como de las verdes impidiendo la fecundación del grano. La oruga ataca a la mazaroca del maíz, destruyendo las sedas y alimentándose de granos del tercio distal de la mazorca.

Monitoreos

Algunas especies de Orius se alimentan de huevos de la plaga.

 

FuturCrop envía automáticamente avisos al usuario de cambios en el ciclo biológico de la Heliotis, para que pueda precisar los momentos de monitoreo y tratamiento:

Cultivos

Alarmas de eventos

Tomate, Pimiento, Berenjena, Calabacín, Col, Judías, Maíz, Sorgo, Clavel, Geranio, Melón, Pepino, Sandía, Girasol, Remolacha, Algodón, Tabaco

Primera emergencia, 10% emergencia, 25% emergencia, 50% emergencia, 75% emergencia, 95% emergencia,




ORUGAS FILÓFAGAS (Mythimna (Pseudaletia) unipuncta)

 

Estado más vulnerable de la plaga

Daños

Medidas de prevención

Control biológico

Estadios larvarios

Las larvas ocasionan mordeduras que lesionan el parénquima y disminuyen la superficie foliar. Las orugas causan defoliación, mordiendo el limbo de la hoja por los bordes. En ataques intensos la defoliación es total, quedando únicamente el nervio central de la hoja. Las orugas en el último estadío causan el 80% de los daños. Los ataques aparecen en rodales.

La generación perjudicial para el maíz es la segunda.

Mantener el cultivo limpio de malas hierbas.

Depredadores (coleópteros), himenópteros, parasitoides, dípteros, hongos y nematodos entomopatógenos.

 

FuturCrop envía automáticamente avisos al usuario de cambios en el ciclo biológico del Mythimna (Pseudaletia) unipuncta, para que pueda precisar los momentos de monitoreo y tratamiento:

Cultivos

Alarmas de eventos

Maíz y Alfalfa

10% larvas de 1ª generación, 50% larvas de 1ª generación, 10% larvas de 2ª generación, 50% larvas de 2ª generación, 10% larvas de 3ª generación, 50% larvas de 3ª generación, 10% larvas de 4ª generación, 50% larvas de 4ª generación,




ESCARABAJO DE LA HOJA DE LOS CEREALES (Oulema melanopus)

 

Estado más vulnerable de la plaga

Daños

Medidas de prevención

Control biológico

Huevos y estadíos larvarios

El mayor daño es el producido por las larvas. Las larvas y adultos devoran la epidermis del haz y el parénquima de las hojas, produciendo una reducción de la superficie foliar. La planta pierde capacidad fotosintética y se produce un menor  rendimiento del cultivo.Puede resultar muy perjudicial si las poblaciones de plagas crecen y las infestaciones no se detectan a tiempo.

Sembrar un cultivo que no sea susceptible a esta plaga (colza, guisantes, etc).

El empacado de cereales a una presión de 10,3 Mpa/día elimina cerca del 100% del coco de las hojas de cereales

Plaga parasitada por Tetrastichus julis

 

FuturCrop envía automáticamente avisos al usuario de cambios en el ciclo biológico del escarabajo de la hoja de los cereales, para que pueda precisar los momentos de monitoreo y tratamiento:

Cultivos

Alarmas de eventos

Maíz, Sorgo, Trigo, Avena, Cebada, Centeno, Alpiste

Huevos, larvas, pupas, adultos.






PULGONES VARIOS (Rhopalosiphum padi, Sitobion avenae)

 

Estado más vulnerable de la plaga

Daños

Medidas de prevención

Control biológico

Todos los estados de desarrollo son igual de vulnerables.

Se alimentan de savia de las plantas, aunque pueden extraer cantidades importantes de líquido y nutrientes, su efecto directo sobre el rendimiento de grano es generalmente pequeño. Sin embargo, este grupo de insectos ocasiona más pérdidas por la transmisión de virus como MDMV (Virus del Mosaico Enanizante del Maíz) y SCMV (Virus del Mosaico de la Caña de Azúcar)

Favorecer la presencia de numerosos enemigos naturales.

Numerosos depredadores que habitualmente son capaces de mantener las poblaciones bajo el umbral económico de daño. Por ejemplo, coccinélidos, sírfidos, etc

 

FuturCrop envía automáticamente avisos al usuario de cambios en el ciclo biológico de varias especies de pulgones que atacan al maíz, para que pueda precisar los momentos de monitoreo y tratamiento:

 

Plaga

Cultivos

Alarmas de eventos

Rhopalosiphum padi

Maíz, Sorgo, Uchuva

Adultos, adultos con capacidad reproductiva.

Sitobion avenae

Maíz, Sorgo, Trigo, Cebada, Centeno, Alpiste

Reproducción de apterae, reproducción de alatae.





ÁCAROS

 

Estado más vulnerable de la plaga

Daños

Medidas de prevención

Control biológico

Huevos y estadíos juveniles

Pérdida de superficie fotosintéticamente activa y reducción de la transpiración, con la consiguiente reducción de la transpiración, reducciones en el rendimiento y retrasos en el desarrollo.

Si sus poblaciones son muy elevadas, puede provocar un secado prematuro de la planta.

El riego por aspersión o mediante pívot puede reducir la incidencia de esta plaga, aunque no es un método demasiado eficaz..

Precaución con los tratamientos químicos, pues pueden implicar proliferación de pulgones, al afectar a sus depredadores naturales.

Varios depredadores de los ácaros: Stenthorus, fitoseidos, Orius, etc. Normalmente mantienen las poblaciones bajo el umbral económico de daño.

 

FuturCrop envía automáticamente avisos al usuario de cambios en el ciclo biológico de varias especies de ácaros, para que pueda precisar los momentos de monitoreo y tratamiento:

 

Plaga

Cultivos

Alarmas de eventos

Tetranychus urticae

Albaricoque, Ciruela, Melocotón, Nectarina, Cereza, Almendra, Nuez, Tomate, Patata, Pimiento, Berenjena, Calabacín, Maíz, Rosa, Fresa, Viñedo, Naranja, Melón, Pepino, Sandia, Limón, Mandarina, Alubia

Adultos, huevos




ENFERMEDADES CAUSADAS POR INSECTOS VECTORES

 

VIRUS DEL ENANISMO RUGOSO (MRDV Maize Rough Dwarf Virus)



Insecto vector

Daños

Medidas de prevención

Se transmite por el insecto vector Laodephasx Striatellus. El insecto adquiere el virus en un periodo de hasta 24 horas, con un período de latencia de 10 a 15 días.

El insecto puede transimitir el virus hasta que miere y las hembras pueden transmitirlo a las siguientes generaciones por medio de los huevos, aunque esa transmisión es muy reducida.

Las plantas de maíz infectadas por MRDV presentan un color verde oscuro en las hojas, enanismo y enaciones en el envés de las hojas. El sistema radicular se reduce, no hay producción de mazorca y la planta muere prem

aturamente cuando la infección se produce en estadíos juveniles

Las siembras tempranas pueden contribuir a reducir la infección de este virus. Controlar la plaga del insecto vector.

 

FuturCrop envía automáticamente avisos al usuario de cambios en el ciclo biológico del saltahojas marrón (Laodelphax striatellus), para que pueda precisar los momentos de monitoreo y tratamiento:

 

Plaga

Cultivos

Alarmas de eventos

Laodelphax striatellus

Maíz y Sorgo

Huevos, ninfas



VIRUS DEL MOSAICO ENANIZANTE (MDMV - Maize Dwarf Mosaic Virus)

 

Insecto vector

Daños

Control biológico y medidas de prevención

Se transmite por diversas especies de pulgones, principalmente por Rhopalosiphum maidis, Rhopasoliphum padi y Szichaphis graminum. Las fases aladas del vector son las principales responsables de la propagación en el campo.

El enanismo aparece en genotipos susceptibles que son infectados en una etapa temprana de desarrollo por la planta. La formación y el desarrollo de las mazorcas se detiene causando pérdidas en la producción de grano.

Parasitoides y hongos entomopatogenos.


Eliminar las malas hierbas de la familia de las gramíneas que sirven de hospedante al pulgón.

 

FuturCrop envía automáticamente avisos al usuario de cambios en el ciclo biológico del pulgón verde (Rhopalosiphum maidis), para que pueda precisar los momentos de monitoreo y tratamiento:

 

Plaga

Cultivos

Alarmas de eventos

Rhopalosiphum maidis

Maíz, Sorgo, Uchuva

Adultos, adultos con capacidad reproductiva





VIRUS DEL MOSAICO DE LA CAÑA DE AZUCAR (SCMV - Sugarcane Mosaic Virus)

 

Insecto vector

Daños

Medidas de prevención

El virus se transmite por diversas especies de pulgones, especialmente Metopophium dirhodum, Szichaphis graminum y Sitobio avenae. También pueden ser transmisores Rhopalosiphum maidis y Rhopalosiphum padi.

En función de la etapa de desarrollo del cultivo puede producir un enanismo muy marcado o una mayor esterilidad de las mazorcas que a menudo terminarán también deformadas

Eliminar malas hierbas que sirven de hospedante.

 

FuturCrop envía automáticamente avisos al usuario de cambios en el ciclo biológico del  pulgón de la espiga, para que pueda precisar los momentos de monitoreo y tratamiento:

 

Plaga

Cultivos

Alarmas de eventos

Sitobion avenae

Maíz, Sorgo, Trigo, Cebada, Centeno, Alpiste

Reproducción de apterae, reproducción de alatae.

 

Enlaces relacionados:

 

FuturCrop avisa del momento de tratamiento de la Argyrotaenia franciscana.

Eficacia en el tratamiento y control de la mosca de la fruta

Tratamiento de la chinche lygus en la fresa, con mayor eficiencia y ahorrando costes.

Manejo integrado del picudo del algodón con FuturCrop

Prevención y control de la Drosofila suzukii mediante FuturCrop.

Tratamiento de los pulgones mediante FuturCrop

FuturCrop en el tratamiento del gusano soldado o gardama.

Tratamiento eficaz de la araña roja

Recibe alertas de riesgo para el piojo rojo de California

Control biológico eficiente de la mosca blanca,Trialeurodes vaporariorum

Eficiencia y ahorro de costes en el tratamiento de la polilla del tomate

Avisos automáticos de riesgo para el control del picudo rojo

El control de los pulgones en los cereales.

El gusano cogollero: grandes daños en el cultivo y gran gasto en insecticida.

Plagas agrícolas y el desarrollo fenológico de la planta

Tratamiento de la polilla guatemalteca conociendo su ciclo biológico

Tipos de plagas agrícolas y control de Dípteros

Propagación del greening de los cítricos (HLB) a través de Psilidos

Prevención del Huanglonbing (HLB) a través del control del ciclo biológico y tratamiento de la Diaphorina citrus.

 

Ver mas
El efecto del uso indiscriminado de determinados pesticidas en los brotes de mosca blanca.

El efecto del uso indiscriminado de determinados pesticidas en los brotes de mosca blanca.

Futurcrop - 24-01-2018

La mosca blanca, de la familia de los Aleyrodidae, es una de las plagas más importantes de las hortalizas, pues afecta a más de 600 especies de plantas cultivadas. Es una de las plagas más difíciles de erradicar sino se controla a tiempo. De las 1556 especies de mosca blanca, sólo unas cuantas tienen auténtica importancia por su efecto sobre los cultivos. Principalmente Bemisia Tabaci y Trialeurodes vaporiarorum.

 

Esta plaga posee un aparato bucal picador, que se introduce en los tejidos de la planta, absorbiendo su savia. Como consecuencia, provocan enrulamiento, clorosis y alteraciones en las caras superiores de las hojas. Además la mosca blanca produce una melaza que impregna la planta afectada de la hoja, dando lugar a un hongo conocido como negrilla que dificulta la fotosíntesis de la planta. A través de su aparato bucal, las enzimas digestivas que inyecta la larva interfiere con el desarrollo de las hojas y los frutos causando una maduración irregular, pudiendo reducir el tamaño de la planta, la producción y la calidad del producto.

 

La mosca blanca es vector de algunos virus (TICV, BPYV, TYLCV, TYMV,CDTV, TGMV, TYDV, LDDHV, YMFBV, TMOV). Se estima que Bemisia Tabaci es vector de unos 100 virus, y 10 la Trialeurodes vaporiarorum.

 

La mosca blanca es una plaga significativa de como la acción del hombre, al perturbar los sistemas ecológicos y eliminar a los enemigos naturales, que mantenían las poblaciones bajas, ha evolucionado su estatus de plagas secundarias a plagas primarias e incluso superplagas. Efectivamente, el cambio climático, junto ciertas condiciones del sistema agrícola de producción intensiva predominante en la actualidad han agravado su proliferación en los cultivos:

La utilización de fertilizantes nitrogenados alto.

La utilización de fósforo y potasio inadecuados en el suelo

Métodos inadecuados de aplicación de pulverización.

Y, sobre todo, el uso indiscriminado de piretroides, acefato, fipronil, etc ha ha favorecido la evolución de poblaciones de mosca blanca que se convierten en resistentes a ese insecticida o acaricida.

 

Por un lado, en los cultivos al aire libre, donde el control se realiza principalmente mediante insecticidas químicos, el uso insistente e indiscriminado de determinados pesticidas ha eliminado o disminuido la población de los enemigos naturales de la plaga (chinches de la familia Miridae, Macrolophus caliginosus, Dicyphus tamaninii, D. errans, Cyrtopeltis tenuis, que son consumidores de larvas de mosca blanca.

 

Ciertos pesticidas, que tenían bastante eficacia inicialmente, tiene cada vez menos efecto, llegando a perderlo. Y es que la mosca blanca presenta una rápida selección para la resistencia a insecticidas. Ya hace unos 20 años se realizó un experimento que demostró que cuando el acefato se rociaba cuatro veces a intervalos quincenales, las parcelas tratadas sufrían graves daños por la plaga. Se producía un rápido aumento de moscas blancas que resulta en brotes.

 

Y es que la mosca blanca, como todas las plagas primarias o las superplagas, se caracterizan por su adaptabilidad y por su alta capacidad de reproducción. Puede poner hasta 250 huevos y producir 4 generaciones anuales (hasta 10 en invernadero). Y, como decimos, esas cualidades, junto al uso repetido e indiscriminado de pesticidas, ha generado  numerosos casos de resistencias a los organofosfatos, piretroides y neonicotinoides, cipermetrina, deltametrina e imidacoprid.

 

Incluso se ha descubierto un efecto secundario de los insecticidas sobre la mosca blanca, y es que como respuesta al estrés que provoca en el insecto el uso repetido de insecticidas químicos, las hembras ponen aún más huevos.

 

Por ello, hoy en día, para el control químico de la mosca blanca es imprescindible cumplir con los programas de control integrado y de manejo de la resistencia, utilizando insecticidas con diferentes mecanismos de acción que permitan su sostenibilidad en el tiempo. Y lo más adecuado es combatirlas cuando se encuentran en estado de ninfas y son inmóviles. Los tratamientos deberían dirigirse a la fase de crecimiento exponencial de la población de ninfas. Cuando son adultos es probable que el producto no alcance al insecto. Si bien hay que destacar que si los tratamientos se realizan cuando las poblaciones son muy altas, es frecuente la presencia de todos los estados de desarrollo, de los cuales huevos y pupas (ninfas de 4ª edad) son muy resistentes. Igualmente al situarse la mosca blanca en el envés de las hojas hace que las aplicaciones deban ser más cuidadosas. Un sistema de avisos de riesgo, de control y predicción de generaciones, realizado a partir de las condiciones climatológicas, como el que proporciona el software FuturCrop facilita la determinación del momento óptimo de muestreo y tratamiento, pues envía avisos de riesgo de los estados de huevos, ninfas y adultos de la plaga.

 

Como métodos alternativos a los insecticidas químicos, las ninfas pueden ser tratadas, mediante agua jabonosa, aceite de neem, u otros medios. Pero estos tratamientos requieren una aplicación más extensa. Tratar los adultos es más complicado, si bien se les puede atraer con trampas  cromáticas amarillas, color por el que se sienten atraídas, para entonces tratar. También se pueden utilizar varias especies de Himenópteros Aphelinidae y  Encarsia. O dependiendo de las condiciones climatológicas, se pueden aplicar hongos entomopatógenos. Con carácter preventivo se pueden utilizar plantas atrayentes, como la hierbabuena.

 

 

Post relacionados

 

Control biológico eficiente de la mosca blanca Trialeurodes varoprariorum

El impacto del cambio climático en los pulgones en el uso de pesticidas

Ahorra en tratamientos contra las plagas plantando algunas plantas

Prácticas agrícolas en el control de plagas y enfermedades

Pesticidas que pierden eficacia, el negocio de los laboratorios, y no hay soluciones sencillas

Ver mas
Prevención del Huanglonbing (HLB) a través del control del ciclo biológico y tratamiento de la Diaphorina citrus.

Prevención del Huanglonbing (HLB) a través del control del ciclo biológico y tratamiento de la Diaphorina citrus.

Futurcrop - 12-01-2018

El Huanglongbing (HLB) es una enfermedad que afecta a las plantas la familia Rutaceae, y severamente la especie Citrus (son especialmente sensibles el naranjo, mandarino, pomelo y tangerino) y que está ampliamente extendida en el mundo. La enfermedad tiene otros hospedantes secundarios en las Rutáceas ornamentales, como son el mirto o jazmín árabe, el Castaño del Cabo, Clausena lansium, Severinia y Cantula busifolia.

 

El HLB es la enfermedad más grave que afecta a los cítricos (que representan el 22% de la producción mundial de frutas). Es inducida por las bacterias Candidatus Liberibacter spp. Son bacterias que vive en los canales de alimentación de la planta, el llamado floema, y bloquea el sistema vascular, de modo que los nutrientes, especialmente azúcares, que se elaboran en las hojas no puede ser transportados al resto de la planta. Las bacterias puede estar en el árbol durante mucho tiempo sin síntomas evidentes, porque la planta es capaz de redirigir  la circulación a canales sanos y parecer saludable durante un tiempo, hasta que se bloquean las últimas vías.

 

Se han descrito 3 especies de bacterias asociadas a las zonas de desarrollo de la enfermedad:

 

Candidatus Liberibacter africanus: presente en África y la Península Arábiga. Sensible a las altas temperaturas (el rango de temperaturas adecuado para la expresión de síntomas de HLB africano es de 25 – 30 ºC), es decir regiones de clima cálido, y su incidencia está restringida a regiones de cierta altitud.

 

Candidatus Liberibacter asiaticus: ampliamente distribuida por el continente asiático y, desde la última década, presente en las principales zonas citrícolas del continente americano, en concreto: Brasil (2004), Florida (2005), América Central y Caribe (2008), México (2009), Argentina (2012), Texas (2012) y California (2012). La patología asociada a esta bacteria, HLB asiático, es actualmente la de mayor gravedad e importancia económica para el cultivo de los cítricos a nivel mundial.

 

Candidatus Liberibacter americanus: aparece por primera vez en Brasil en 2004 y en el estado de Texas (EE.UU) en 2013. Como la primera, es sensible a las altas temperaturas.

 

Daños del HLB

 

El HLB ocasiona graves alteraciones del crecimiento e importantes pérdidas de calidad y producción en los árboles afectados (disminución del peso de los frutos, de su nivel de azucar, del nivel de acidez, del porcentaje de jugo, del tamaño, color y forma). Una planta joven afectada no llega a producir frutos. Si no se toman medidas de control, los árboles infectados pueden llegar a ser improductivos en un periodo de 5-10 años. Finalmente la planta muere.

 

Síntomas de la enfermedad

 

Las plantas, una vez infectadas, muestran síntomas sólo después de un cierto período de latencia de aproximadamente entre 6 y 12 meses.

Amarilleamiento del árbol

Brotes amarillentos

Hojas con moteado asimétrico

Hojas con moteado asimétrico

Hojas con aclaramiento de nervaduras

Hojas con nervaduras corchosas

Fruto con eje central asimétrico

Coloración irregular

Semillas atrofiadas y abortadas

 

Incidencia mundial de la enfermedad.

El HLB está asentado en las tres principales potencias productivas del mundo, China, Brasil y EEUU.  En China, por ejemplo, se le atribuye la reducción de producción del 10% de naranjas y del 5% de mandarinas del país, a pesar de que todos los años se plantan decenas de miles de nuevas hectáreas. En Florida (EEUU), el último balance de la enfermedad, desde que se detectó por primera vez en la campaña 1997/98, la producción de cítricos muestra una caída de la producción del 71%. Y en Brasil se estima que unas 100.000 hectáreas de cultivos se han perdido debido a la expansión de la enfermedad.

HLB es una seria amenaza para todos los países productores de cítricos.

 

Transmisión de la enfermedad

 

El patógeno se transmite de diversas formas. Una de ellas es mediante los injertos, aunque siempre dependerá de la parte de la planta que se emplee, la cantidad de tejido y el aislamiento del patógeno en cuestión. También se disemina a través del transporte de plantas enfermas.. Pero la principal vía de transmisión de la bacteria en el campo es mediante sus insectos vector, que transmiten la enfermedad de los árboles enfermos a los sanos, dos géneros de psílidos, Diaphonrina citri, que transmite las variantes asiática y americana de la enfermedad y Trioza erytreae que transmite la variante africana. El vector adquiere la bacteria alimentándose de una planta afectada y, una vez que adquirió la bacteria, aún en estado de ninfa -aunque no las del primer, segundo y tercer instar-, transmitirá la enfermedad a lo largo de toda su vida. Los adultos y el cuarto y quinto instar  de las ninfas son capaces de transmitir el patógeno por vía de secreción salivar después de un periodo de latencia que varía desde 1-25 días.

 

 

Problemas con el control de HLB

 

Ninguna medida ha dado una solución definitiva en la lucha contra HLB, y los países con más experiencia han optado por convivir con la enfermedad, y obtener frutos durante un tercio de la vida útil de las plantas. En todo caso, el manejo del HLB se realiza a través de 3 estrategias:

 

Uso de material vegetal certificado.

Erradicación de las plantas con síntomas, o diagnosticadas como positivas de la enfermedad.

Control del insecto vector.

 

El control del vector se realiza principalmente mediante productos químicos y en menor medida con control biológico mediante parasitoides, depredadores y entomopatógenos.

 

Síntomas de daños causados por Diaphorina citri

 

La puesta de huevos y el desarrollo de los estados inmaduros de Diaphorina citri se concentra exclusivamente sobre los brotes en desarrollo. Su actividad alimenticia se manifiesta como síntoma en la aparición de unas deformaciones en los brotes y una abundante presencia de melaza sobre la que se desarrollan los hongos de la negrilla. Se trata de un daño de escasa repercusión económica. Pero su importancia como plaga está relacionado con su potencial para transmitir las bacterias que causan HLB.

Huevos

Ninfa

Adulto




Daño en brotes

Costras subelosas de melanosis

Melaza

Envés de hoja


Software de control del desarrollo biológico de la plaga y el control químico de la Diaphorina citri

En general, el control de insectos vectores de una enfermedad mediante el uso de insecticidas para prevenir las infecciones es complicado, principalmente porque bastan unos pocos individuos alados para provocar una dispersión importante de la enfermedad. Además, el control químico de la Diaphorina citri puede presentar dificultades al ser una especie asociada estrechamente a tejidos en crecimiento y presentar un ciclo biológico corto con gran número de generaciones. Para evitar las resistencias a los pesticidas es importante la rotación de productos. Muchos insecticidas sintéticos han sido probados contra este psílido: insecticidas piretroides, neonicotinoides, fenilpirazoles, pirroles, pirazoles, organofosforados, azadiractinas, carbamatos, etc. Pero, hasta hoy, la industria agroquímica solo ha proporcionado productos cuyo uso masivo puede llegar a poner en riesgo al medio ambiente. La aplicación de plaguicidas tiene ventajas y desventajas dependiendo del uso racional o excesivo que se les dé. De hecho, para el tratamiento de la Diaphorina citri no es práctico eliminar las poblaciones a niveles no detectables ya que se requiere un número muy grande de aplicaciones de insecticidas. Tanto en Brasil como en Florida la enfermedad HLB ha provocado un incremento importante de los tratamientos químicos realizados, y por tanto un incremento de costes para los agricultores.

FuturCrop ha desarrollado un software que permite racionalizar y reducir el uso de pesticidas en la agricultura. El programa tiene en cuenta la existencia de factores (bióticos y abióticos) que afectan el crecimiento y tasa de desarrollo de las plagas agrícolas. Mediante el programa es posible predecir el ciclo biológico de las plagas, lo cual permite aplicar las medidas de control oportunas y se puede anticipar el número de generaciones de una determinada especie durante el año, o en un determinado ciclo de cultivo. Con esta información es posible planificar la frecuencia de las medidas de control: el momento idóneo de muestreo, y la determinación de los momentos de mayor eficiencia de los tratamientos. En el caso de HLB, conocer el momento de mayor vulnerabilidad de la plaga es fundamental para realizar un manejo adecuado de la enfermedad, y prevenirla, ya que se pueden realizar las aplicaciones en los estadíos del ciclo de vida de la plaga en que es más probable que ocurra la dispersión del patógeno. Si se trata de controlar los adultos, una posibilidad sería el control de los adultos invernantes, al considerar que los que estuvieron alimentándose sobre plantas infectadas, tienen más probabilidad de dispersar la enfermedad al moverse en la primavera en búsqueda de nuevos brotes.

 

Para realizar las aplicaciones, y dado que con el software obtendremos las fechas de los distintos estadíos biológicos de la plaga (huevos, ninfas y adultos), es preciso tener en cuenta los siguientes datos: El patógeno no se transmite vía huevo. La bacteria adquirida durante el estado de ninfa permanece en el insecto adulto el cual es capaz de transmitir la enfermedad inmediatamente después de la emergencia. Recién adquirido el patógeno, los adultos y el cuarto y quinto instar ninfal son capaces de transmitir la bacteria que causa la enfermedad. El patógeno permanece latente dentro del insecto entre 3 y 20 días.  

 

El ciclo de vida de la Diaphorina citri y el uso de aceites de petróleo.

 

En caso de utilizar aceites de petróleo, más efectivos contra insectos pequeños e inmóviles, hay que tener en cuenta que los huevos y las ninfas del psílido presentes en los brotes sufren una importante mortalidad. Sin embargo, la susceptibilidad de la plaga a los aceites difiere entre los estadíos de la plaga, siendo los instares jóvenes más susceptibles, mientras que los huevos son más tolerantes.

 

Control biológico de Diaphorina citri utilizando FuturCrop.

 

Diaphorina citri tiene dos parasitoides principales: Tamarixia radiata y Diaphorencyrtus aligarhensis. El primero es considerado el más eficiente. Las dos especies de parasitoides pueden presentar alta mortalidad debido a hiperparasitismo. Se trata de un ectoparasitoide que prefiere parasitar a ninfas de Diaphorina citri de quinto estadio. Las hembras adultas se alimentan de ninfas más jóvenes. Diaphorencyrtys aligarhensis es un endoparasitoide de ninfas, principalmente de cuarto estadio.

Tamarixia radiata

Diaphorencyrtus aligarhensis

 

Depredadores

Mariquitas (Coccinellidae spp)

Criospas (Chrysoperia spp)

 

Existen otras especies de enemigos naturales de Diaphorina citri, como Olla v-nigrum, Chilocorus cacti, Cycloneda sanguinea, Nephus sp., Pentilia sp. y Ceraeochrysa sp.

 

Entomopatógenos

 

Como entomopatógeno, el hongo Beauveria bassiana.

Adulto de Diaphorina citrus infectado por Beauveria bassiana

 

Finalmente, cualquiera que sea el mecanismo de prevención y control, químico o biológico, del HLB, y por tanto de la Diaphorina citri,  tiene que tener un enfoque conjunto con los productores de la zona, de por lo menos 500 ha, donde se realice el control del vector y la eliminación de plantas enfermas.

 

Post relacionados

Propagación del greening de los cítricos (HLN) a través de los Psílidos.

El reto de las plagas transfronterizas.

Ante el cambio climático, la prevención de plagas como medio de control.

Ver mas
El sagrado balance natural de los suelos agrícolas

El sagrado balance natural de los suelos agrícolas

Futurcrop - 11-01-2018

Por Ing. Sergio Caraveo López

Las poblaciones de microorganismos, tanto en el suelo como en el aire y en el agua, tienen influencias directas sobre la vida y la salud de los cultivos, los insectos y en sí mismas. Su número y su balance, es decir; la proporción que guardan entre sí sus poblaciones y las cantidades existentes en cualquier momento, determinan que vive, qué se enferma y qué muere. El desequilibrio en dichas poblaciones, acarrea condiciones apropiadas para el incremento poblacional de unas especies, en tanto que suprime a otras de tipo distinto. La elevada población de algún microorganismo, le otorga condiciones para alcanzar el grado de especie infecciosa, o con capacidad para generar daños debido a que existen en exceso, respecto de otra(s) especies antagónicas.

Cuando estas especies infecciosas se encuentran en un balance apropiado con respecto a sus contrincantes, no hay condiciones apropiadas para que puedan ser infecciosas, ya que son mantenidas a raya en su quehacer como perjudiciales para los cultivos.

Un suelo sano, microbiológicamente hablando, no es aquel al que se le han exterminado todos los microorganismos, sino aquel en el que cohabitan perfectamente balanceadas todas las poblaciones de microorganismos, ya sea que puedan o no ser perjudiciales para los cultivos. Un suelo estéril, no es un suelo sano, ya que la rizóosfera de los cultivos, requiere de la biota del suelo para la correcta realización de todos los procesos físico-químicos y bioquímicos que suelen darse a nivel radicular. La síntesis y el intercambio de infinidad de sustancias entre millones de organismos vivos y las raíces de las plantas, es una formidable bio-fábrica de la que unos y otras dependen para sobrevivir de manera adecuada. Los controles químicos de poblaciones de organismos vivos del suelo, dan al traste con los balances naturales que deberían existir por las necesidades normales de la vida de la relación planta-suelo-agua-aire. Se sabe que, en la rizóosfera de las plantas, transcurren más de 5,000 sustancias químicas objeto de intercambio, simbiósis, síntesis, descomposición o degradación, mineralización, detoxificación, polimerización, solubilización de nutrimentos, enzimáticas (catalizadoras), sustancias supresoras (tóxicas), y sustancias acondicionadoras, favorecedoras del crecimiento, etc.

Como ejemplo, en la rizósfera se encuentran comúnmente, compuestos como estos:

Aminoácidos: todos de ocurrencia natural

Ácidos orgánicos: cítrico, fórmico, acético, entre otros

Carbohidratos: fructosa, galactosa, glucosa, maltosa, entre otros

Derivados de ácidos nucleicos: adenina, guanina, citosina, uracilo

Vitaminas: biotina, colina, inositol, pantoténico

Enzimas: amilasa, fosfatasa, invertasa, proteasa, entre otras.

Otras sustancias: auxinas, CO2, alcohol, glutamina, ácido cianhídrico

Lo anterior, permite asomarse un poco y adquirir una ligera idea de lo complejo que puede llegar a ser el mundo de los seres vivos que cohabitan en el suelo, al nivel de la rizósfera de los cultivos y plantas no cultivadas. También, nos debe hacer comprender, que no entender estos conocimientos nos lleva a realizar acciones agronómicas erróneas, que destruyen el balance natural de la vida radicular y del suelo en general, con las consecuentes “enfermedades” infecciosas, generadas por agricultores y agrónomos...

 

LA MEJOR SOLUCIÓN, JAMÁS LO SERÁN LOS VENENO.

Existen infinidad de microorganismos con características benéficas muy sobresalientes, y con capacidades muy favorables para la producción agrícola, sin importar de qué cultivos se quieran producir y sin importar cuales sean las plagas que se requiere controlar o combatir; Me refiero al muy conveniente uso y aplicación de Consorcios de Microorganismos de varios tipos, en productos biológicos que mezclan una gran variedad de (por ejemplo):

Hongos filamentosos: Trichoderma harzianum, Trichoderma viridae, Paecilomyces lillacinus, Beauveria bassiana, Aspergillus orizae, Penicillium spp;

Bacterias gram positivas: Bacillus subtillis, Bacillus polymixa, Bacillus Thurigiensis, Bacillus megaterium, Bacillus Licheniformis…

Bacterias gram negativas: Pseudomonas fluorescens.

Levaduras: Saccharomyces cerevisiae...

 

En conjunto, generan medios rizoosféricos (radiculares) y aéreos (foliares) adversos tanto a los vectores, como a las propias bacterias infecciosas.

La aplicación de mezclas como la descrita (Consorcios microbianos), puede y debe realizarse tanto en el riego para el suelo, como en aplicaciones foliares. Unas y otras aplicaciones generan la mejora en los balances poblacionales de microorganismos, contrarestan la acción de poblaciones plaga y repoblan de manera favorable El intestino de cualquier cultivo… la rizóosfera… cubriéndola de infinidad de protectores microscópicos.

Con manejo de este tipo de consorcios, se reducen las poblaciones y las acciones perjudiciales de insectos, nemátodos, hongos, bacterias y virus… Si se reduce la población de las plagas-vector, se reducen las transmisiones de “enfermedades” infecciosas.

Ing. Sergio Caraveo López

Asesor y Conferencista especializado en Suelos, Nutrición Vegetal y Agricultura de Conservación.

 

Ver mas
Propagación del greening de los cítricos (HLB) a través de Psilidos

Propagación del greening de los cítricos (HLB) a través de Psilidos

Futurcrop - 10-01-2018

La Psila Africana de los cítricos, o Trioza erytreae, es vector de la enfermedad Huanglongbing (HLB). La enfermedad HLB, que afecta a diversas especies de plantas del género Citrus, no tiene cura. Los daños que produce son deformaciones en los brotes, coloraciones variadas en los frutos, reducción de la producción y en casos avanzados puede llegar a matar a los árboles. Está presente en China, Taiwan, India, Sri Lanka, Malasia, Indonesia, Birmania, Filipinas, Pakistán, Tailandia, las Islas Ryukyu, Nepal, Arabia Saudita y Afganistán. También se ha detectado en Brasil, Florida y partes de México. Hay tres tipos de enfermedad HLB: africana, asiática y americana. En ellas están implicados tres tipos de bacterias y dos insectos, que realizan su propagación, dos psilidos, en concreto Diaphonrina citri, que transmite las variantes asiática y americana de la enfermedad y Trioza erytreae que transmite la africana. Mediante FuturCrop puedes recibir alarmas de riesgo y planificar los tratamientos en la fase de mayor vulnerabilidad de la Diaphorina citri. La utilización del software permite disminuir las poblaciones del insecto, la frecuencia de los tratamientos y el número de productos a utilizar.

Ver mas
Tipos de plagas agrícolas y control de Dípteros

Tipos de plagas agrícolas y control de Dípteros

Futurcrop - 08-01-2018

Por el daño que causan en los cultivos, se suele clasificar a las plagas en tres tipos: insectos chupadores (que absorben los jugos de las plantas), insectos masticadores, (por ejemplo, orugas, escarabajos, grillos y langostas, hormigas etc, que trituran los tejidos de las plantas con sus mandíbulas), e insectos perforadores o minadores (habitualmente larvas de moscas, orugas y escarabajos, que perforan el tallo de la planta y minan túneles dentro de la hoja, fruto y raíz).

 

Las larvas de las moscas, (orden de los dípteros, llamados así porque tienen dos alas) causan graves daños en la agricultura. Los dípteros necesitan alimentarse de comida líquida ya que no poseen un aparato masticador, sino lamedor-chupador. Suelen alimentarse de fluidos. Sin embargo, sus larvas si que poseen mandíbulas y pueden alimentarse de materiales sólidos. Existe un gran número de especies identificadas. En la actualidad hay descritas más de 150.000 especies de dípteros. Pero existen ciertas especies que tienen gran importancia económica para la agricultura al afectar a numerosos cultivos, como es el caso  de algunas especies de las familias Tephritidae, Ulidiidae, Agromyzidae, Anthomyiidae y Drosophilidae.

 

Los daños en los cultivos los producen bien los adultos,  para alimentarse o para realizar la puesta (pues producen picaduras en las hojas) y las larvas, pues al alimentarse del parénquima foliar realizan galerías que posteriormente se necrosan. Estos daños reducen la capacidad fotosintética de la planta. Además, las heridas ocasionadas por esta plaga facilitan la entrada de otros patógenos (hongos, bacterias, etcétera,). No todas las especies de dípteros son dañinas para la agricultura, pues varias especies de moscas tienen un rol beneficioso para la agricultura ya que son enemigos naturales de varias especies de plagas.

 

Habitualmente, los individuos de las especies de la familia de los dípteros suelen están controlados por sus propios enemigos naturales. Aparecen en los cultivos, pero a niveles bajos que no revisten interés económico. Sin embargo, cuando aparecen en un elevado número, en estado de larva y coincidiendo con el periodo de siembra de un cultivo, pueden convertirse en una plaga con efectos muy severos. Además, si existe alguna condición que reduce sus depredadores o parasitoides naturales, se produce un incremento de la población de la plaga, y generalmente constituyen explosiones poblacionales que se repiten cíclicamente. En la actualidad, en determinadas zonas, debido al uso indiscriminado de los pesticidas, que han interrumpido el control natural de los parasitoides sobre los minadore,  algunas especies de minadores que no se consideraban plaga antes de la aparición de los insecticidas, ahora si lo son, como es el caso de Liriomyza sativae. Además, ya se han documentado casos de resistencias de minadores a determinadas materias activas de uso habitual en su control.

 

Para detectar si una planta está afectada por alguna plaga debemos observar agujeros en los órganos de la planta (hojas, tallos, raíz, flor o fruto), o residuos en forma de un jarabe azucarado, gránulos, materiales como aserrín o excrementos oscuros y húmedos. Habitualmente, las plantas infestadas por insectos se atrofian o se achaparran. Otros síntomas que podemos observar es que las plantas se ven poco desarrolladas y no crecen adecuadamente, tienen hojas deformes o dañadas, se ven amarillas o de un color verde ligero o se ven marchitas y caídas.

 

El programa de control de plagas agrícolas FuturCrop avisa del riesgo de desarrollo de las siguientes especies de Dípteros:

 

 

Anastrepha serpentina

Mosca del zapapote


Ciruela, melocotón, guayaba, mango, naranja, limón, caqui, pitahaya

Bactrocera latrifons

Mosca de Malasia


Tomate, Patata, Pimiento, Berenjena

 

Bactrocera dorsalis, Dacus dorsalis



Mosca oriental de la fruta


Albaricoque, Melocotón, Manzana, Pera, Tomate, Berenjena, Níspero, Naranja, Melón, Pepino, Limón, Guayaba, Mango, Higo, Granada, Mandarina, Pomelo, Aguacate, Papaya, Chirimoya, Dátil


Bactrocera oleae

Mosca del olivo


Oliva

Bactrocera zonata


Mosca del melocotón


Albaricoque, Melocotón, Manzana, Pera, Tomate, Berenjena, Níspero, Naranja, Melón, Pepino, Limón, Guayaba, Mango, Higo, Granada, Mandarina, Pomelo, Aguacate, Papaya, Chirimoya, Datil

 

Delia radicum



Mosca de los sembrados, mosca de la col, etc

Patata, Coliflor, Brécol, Col, Col de bruselas, Maíz, Fresa, Berzas, Nabicol, Nabo, Repollo, Grelos, Nabiza

 

Delia platura

Mosca de la semilla o mosca de los sembrados


Tomate, Coliflor, Cebolla, Col, Guisante, Habas, Judías, Maíz, Rábano, Trigo, Brocoli, Esparrago

Drosophila suzukii

Drosophila de alas manchadas


Ataca a la cereza, fresa, frambuesa, uva, viña

Ceratitis capitata


Mosca de la fruta


Albaricoque, Ciruela, Melocotón, Nectarina, Cereza, Manzana, Pera, Membrillo, Naranja, Pitahaya

Liriomyza huidobrensis

Mosca minadora de las hojas


Lechuga, Tomate, Pimiento, Ajos, Berenjena, Calabacín, Guisante, Habas, Judías, Crisantemo, Melón, Pepino, Sandía, Remolacha, Espinaca

Liriomyza sativae



Minador de los vegetales


Tomate, Patata, Alcachofa, Acelga, Fresa, Pepino, Sandia, Zanahoria

Liriomyza trifolii

Minador de las hojas


Tomate, Patata, Alcachofa, Acelga, Fresa, Zanahoria

Rhagoletis cerasi




Mosca de las cerezas

Rhagoletis pomonella - Cidya pomonella



Mosca del manzano


Manzana, Pera, Nuez, Membrillo

Ver mas
El reto de las plagas transfronterizas

El reto de las plagas transfronterizas

Futurcrop - 30-12-2017

Las orugas, las moscas de la fruta, la roya del trigo y las enfermedades del banano y de la mandioca son algunas de las plagas y enfermedades transfronterizas de las plantas más destructivas. En los últimos años, la globalización del comercio internacional y el cambio climático han favorecido la propagación de gran variedad de plagas y enfermedades de las especies vegetales. El problema de las plagas invasivas es especialmente grave, porque el sistema de producción agrícola intensiva hace que se produzca un mayor impacto cuando la nueva plaga se introduce en un territorio. Las plagas y enfermedades transfronterizas de las plantas pueden propagarse fácilmente a varios países y alcanzar dimensiones de epidemia. Las nuevas plagas pueden afectar a otras plantas que sus hospederos originales, o ya disponen de una amplia gama de éstos, permitiéndoles así sobrevivir, en ocasiones mejor incluso que sus competidores.

 

En Noviembre del 2017, en un encuentro de varias organizaciones internacionales, organizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), para evaluar el impacto de 3 de las plagas y enfermedades más importantes (el gusano cogollero, la peste de los pequeños rumiantes PPR, y la fusariosis del banano), se destacó la necesidad de intensificar esfuerzos contra plagas y enfermedades transfronterizas de animales y plantas, dado que pueden llegar a amenazar la seguridad alimentaria mundial. Así, el gusano cogollero del maíz, plaga originaria de América, también conocida como oruga militar tardía, ha iniciado su expansión por África, y amenaza la alimentación de gran parte del continente. Según el Centre for Agriculture and Biosciences International, la plaga podría trasladarse tanto a Asia como a las orillas del Mediterráneo.

Los riesgos de aparición de plagas transfronterizas para la economía y el medioambiente de los paises son difíciles de evaluar. En un estudio realizado por varios centros de investigación de Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos se determinó el potencial riesgo de invasión nuevas plagas a partir de las importaciones de materias primas y alimentos, así como su impacto económico. Estados Unidos y China encabezan la lista de países que concentran la mayor cantidad de plagas y enfermedades en los cultivos agrícolas. Son por tanto los que originan una amenaza para el resto del mundo. Pero también asumen gran riesgo de plagas invasivas, dados los grandes volúmenes de materias primas agrícolas y de alimentos que importan anualmente.

 

Frente a las plagas transfronterizas es fundamental realizar una detección temprana, ya que, una vez que el foco se ha asentado es muy difícil su erradicación. Es importante tener información sobre las posibilidades de riesgo de ataque de nuevas plagas, identificarlas y conocer sus ciclos biológicos para realizar los tratamientos en el momento adecuado, y romper desde el inicio de esos ciclos de vida. Por ese motivo los organismos de Sanidad Vegetal de los distintos países establecen procedimientos de inspección y avisos.

 

En el desarrollo de FuturCrop, el software de avisos de riesgo de plagas, hemos dado prioridad a la automatización de los procesos de control de todas las posibles plagas que pueden afectar a un cultivo o especie forestal, con independencia de que sea una plaga habitual o no en la zona de cultivo. Al registrarte en FuturCrop recibirás avisos de riesgo de todas las plagas que pueden afectar a tus cultivos. De este modo el software te indica cuándo realizar los muestreos, facilita la identificación de una plaga no habitual o desconocida que detectes en un muestreo, te avisa de los cambios en su ciclo de vida y te ayuda a determinar el momento óptimo para un eficaz tratamiento.

Ver mas
El control de los pulgones en los cereales.

El control de los pulgones en los cereales.

Futurcrop - 12-12-2017

Los pulgones constituyen una seria amenaza para los cultivos del trigo y otros cereales de invierno. Los daños directos se provocan por las picadas del insecto en los órganos aéreos de cereales en especial hojas, vainas y espigas. Las hojas adquieren una tonalidad amarilla y en caso de fuertes densidades puede provocar su enrollamiento. Estos daños no suelen revestir importancia económica por lo que salvo excepciones en algunos otoños o inviernos con climatología suave, no suelen requerir intervención para su control. Sin embargo, los daños indirectos del ataque de los pulgones, como consecuencia de ser transmisores de virosis, como el enanismo amarillo de la cebada, pueden causar importantes mermas en la producción. La cebada es el cereal más sensible, pero también lo son el trigo y la avena.

 

Como hemos explicado en otros posts del blog,

http://futurcrop.com/es/blog/post/tratamiento-de-los-pulgones-mediante-futurcrop

 

casi todas las especies de pulgones se reproducen con mucha facilidad. En promedio una hembra produce entre 50 y 100 descendientes por ciclo, y los nuevos individuos solo tardan aproximadamente una semana para madurar y comenzar a reproducirse nuevamente. Por ese motivo se debe prestar atención y monitorear la presencia de esta plaga, especialmente en los años secos con temperaturas templadas. Los años lluviosos los desprenden de las plantas, disminuyendo sus daños; mientras que temperaturas superiores a los 30ºC impiden su multiplicación. Pero el cambio climático y la alteración de las temperaturas complica lo que hasta ahora era su ciclo habitual.

 

En el post

http://futurcrop.com/es/blog/post/el-impacto-del-cambio-climatico-en-los-pulgones-y-en-el-uso-de-pesticidas

comentamos cómo los ataques de las plagas a los cultivos probablemente aumentarán en el futuro. Hay varias razones para esto. El clima más cálido durante el invierno será favorable para los insectos y lo harán hábilmente sobrevivir y por lo tanto ser más numerosos en el primavera. Los insectos también son favorecidos por las altas temperaturas en los veranos y la necesidad de insecticidas probablemente aumentarán en la mayoría de los cultivos. En otoño, los ataques de pulgones y los virus que pueden propagar son actualmente limitados, pero el clima futuro hará grandes cambios. Esta aumentará el daño por áfidos y virus y aumentará la necesidad de insecticidas para cereales de invierno.

Los cultivos deben estar protegidos para evitar las grandes pérdidas de rendimiento o la reducción de calidad del producto. Sin embargo, los pesticidas tienen que tener un mínimo
impacto medioambiental, y ser aceptado por el consumidor y la sociedad. Es difícil  minimizar el uso de productos químicos en la agricultura sin un sistema de advertencia eficaz, basado en la capacidad cálculo del desarrollo biológico de plagas y enfermedades. Dicha información esencial para la toma de decisiones relacionadas con monitoreos y tratamientos. FuturCrop es un sistema de alerta efectivo para plagas y enfermedades que ayuda a evitar graves pérdidas de producción. Actualmente el software controla el riesgo de 176 plagas, entre ellas el pulgón azúl de la alfalfa (Acyrthorisphon kondoi), el pulgón del algodón (Ayphis gossypii), el pulgón ruso del trigo (Diauraphis noxia), el pulgón de la espiga (Macrosiphum avenae, Stiobion avenae), el pulgón verde (Rhopalosiphum maidis), y el pulgón verde de los cereales (Schizaphis graminum).

 

Además de los tratamientos mediante pesticidas, existen otras opciones de control. De hecho, los pulgones presentan numerosos enemigos naturales, entre los que encontramos los predadores, parasitoides y hongos, que ejercen fuerte presión en mantener las poblaciones por debajo de los umbrales de daño. Los  coccinélidos  (mariquitas, catarina, vaquitas de San Antonio, etc), las crisopas y las avispas son sus enemigos naturales. Con FuturCrop es posible conocer el momento exacto del desarrollo biológico de la plaga, lo cual  facilita que la suelta de los organismos de control biológico se produzca en el momento de mayor efectividad.

 

Ver mas